Más de 5.000 grafitis afean las calles de Almendralejo

Una empresa ha hecho el recuento y lo presentó ayer, junto con la campaña antigrafitis que prepara el Ayuntamiento

GLORIA CASARES
Los grafiteros ensuciaron este edificio recien estrenado. ::                             G. CASARES/
Los grafiteros ensuciaron este edificio recien estrenado. :: G. CASARES

5.300 pintadas o grafitis ensucian las calles de Almendralejo en estos momentos. Es una cifra que se dice pronto, pero si nos paramos a analizar llegamos a la conclusión de que sobre un total de 511 calles de la ciudad, tanto del casco urbano como de las zonas residenciales, hay una media de 10 pintadas por cada calle.

En esta cifra se incluyen no sólo las pintadas en grandes murales, sino también los 'tags', que es la denominación que reciben en inglés las firmas de los grafiteros, que suelen ser de menor dimensión y que en muchas ocasiones están hechas con una plantilla, lo que permite que todas sean iguales y que se realicen con mucha más rapidez.

Las zonas que más sufren el castigo de los grafiteros son las del centro, con 1.020 grafitis, seguida de San Roque, con 889, y de Las Mercedes, con 785. Además, el polígono industrial comienza a ser una zona atractiva para estos vándalos, como lo demuestra la proliferación de pintadas en los últimos meses.

Estas cifras han sido facilitadas por Pedro Guillén, responsable de la empresa 'Grafoextremadura', con sede en la localidad, que ha sido la encargada de hacer este estudio, en el que han empleado unos cuatro meses y que ha servido para tener un registro virtual de las pintadas, con fotografías digitales de todas ellas, cuyas copias han sido entregadas al alcalde, José María Ramírez, y a la Jefatura de la Policía Local.

Ese registro, cuya realización se anunció ya en el mes de noviembre, servirá ahora para que si los agentes de la Policía Local logran localizar in fraganti a algún grafitero, se les pueda asignar todas las pintadas que él haya hecho hasta la fecha, gracias a que la empresa encargada de hacer el registro está autorizada para el peritaje grafológico.

Los grafiteros se enfrentan así a multas variadas, que tienen una media de 400 euros, por lo que si alguno de ellos tiene hechas muchas pintadas, deberá hacer frente a su suma considerable de dinero.

Según advirtió Guillén, algunos grafiteros tienen hasta 80 'tags' que los identifican.

Campaña antigrafitis

Paralelamente a este registro virtual, se presentó ayer una 'campaña antigrafitis', que va a llevar a cabo el Ayuntamiento con la colocación de carteles advirtiendo sobre la obligación de respetar las paredes y su limpieza, así como alertando a los progenitores de estos grafiteros sobre los usos y costumbres que suelen tener, por si localizan alguno de sus instrumentos habituales.

Así, los carteles, que se han hecho a semejanza de los de una campaña estadounidense con el mismo fin, advierten de que suelen usar sudaderas con capuchas y pañuelos en la cara, para que no se les reconozca en el caso de que sean grabados por cámaras.

Entre sus utensilios está, por supuesto, la mochila con material para hacer los grafitis, guantes para no mancharse las manos, rotuladores de punta gruesa, cuadernos para practicar o plantillas para los 'tags'.

Además, desde el Ayuntamiento se han dado a conocer los lugares donde estos aficionados a la pintura pueden hacer grafitis autorizados, como la pared trasera del polideportivo, en la calle Olimpiada, y el Espacio para la Creación Joven, en la avenida de Rafael Alberti.