«Los grafiteros son auténticos vándalos»

Uno de los destrozos más llamativos que han hecho los grafiteros en Almendralejo ha sido saltarse al colegio Antonio Machado y llenar de pintadas los patios interiores de la zona infantil. Esas pintadas incluían insultos referidos a la empresa que gestiona Pedro Guillén, tras el anuncio de la realización del registro virtual. «Son auténticos vándalos», apuntó Guillen.

Una de las últimas actuaciones ha sido «estropear» las paredes de granito de la fachada, además del portero automático en un bloque de pisos en la primera semana tras su entrega.