Tecnología al servicio del Planeta

Rutas pesqueras./
Rutas pesqueras.

El Big Data y la inteligencia artificial saltan del laboratorio al océano y a los bosques para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZMadrid

En septiembre de 2015, los máximos mandatarios mundiales establecieron 17 objetivos a cumplir en 2030 como fecha límite. Este mes de septiembre, las miradas se han centrado en el punto número 13 del acuerdo: «acción por el clima».

La tecnología es un aliado para alcanzar las diecisiete metas antes de 2030, las soluciones digitales, según 2030Vision, impactan de forma positiva en los Objetivos de Desarrollo Sostenible con unos ingresos de 2,1 billones de euros.

La cumbre sobre el clima celebrada a finales de septiembre en Estados Unidos ha puesto de manifiesto la importancia de cuidar el planeta. Tras el lanzamiento de los ODS en 2015, doce meses después Google y Leonardo Di Caprio a través de su fundación pusieron la tecnología al servicio del punto 14 que «exige la gestión sostenible de los recursos marinos, poner fin a la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada».

El 33% de las especies están sobreexplotadas, cada año se extraen capturas por valor de más de 23 billones de dólares de forma ilegal. «No habrá maravillas que descubrir en el océano para nuestros hijos y nietos si no nos obligamos a ser más audaces y tomar medidas ahora para proteger nuestros mares antes de que sea demasiado tarde», denunció Leonardo Di Caprio en 2016.

La unión con Google y las organizaciones Oceana y SkyTruth permitieron crear la iniciativa Global Fishing Watch, «que pretende desarrollar un sistema abierto de monitorización y seguimiento de las flotas pesqueras para luchar contra la pesca ilegal». Gracias a la recopilación de los datos de los sistemas AIS de los barcos, la organización alimenta un mapa interactivo con las rutas de los navíos. «Están enviando en tiempo real la situación del barco a una central de Big Data», destaca Manuel Zaforas, responsable de IA y Big Data en Paradigma Digital.

El mapa virtual muestra la actividad pesquera de 35.000 buques pesqueros comerciales que operan en todo el mundo, gracias a tecnología Big Data se analiza más de 60 millones de puntos al día de cientos de barcos. «Se aplica algoritmos de machine learning donde detectan patrones de pesca ilegal. Si se desvían de su ruta o si pasan mucho tiempo en una zona vetada salta una alarma», añade Zaforas.

Global Fishing Watch tiene como compromiso incluir a 20 países en su Programa de Transparencia para el 2022. Mediante la adopción de un enfoque de transparencia, los países tienen una forma más eficaz de monitorizar las embarcaciones.

Cuidar el bosque

El número de incendios detectados desde el 1 de enero hasta finales de agosto fue de 72.843, conforme a El Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE), lo que supone un aumento del 80% respecto al mismo periodo de 2018.

Una startup portuguesa ha desarrollando un sistema inteligente para salvar los bosques del mundo, ya monitorizan 2 millones de kilómetros cuadrados de bosques. «Usa imágenes de alta precisión de satélites y son capaces de detectar objetos de 30 cm», apunta Zaforas. Son capaces de analizar cada árbol a escala global y recolectar datos sobre la composición del bosque, especies de árboles, la altura y el diámetro de los árboles, el crecimiento y la productividad de los árboles.

Con estos datos extraen información sobre la salud del bosque, la deforestación, la sequía, las plagas de insectos, la salud del suelo, el daño de las tormentas. «Con observación humana es lento y complicado», añade. Los datos recopilados por estos sistemas son introducidos en algoritmos de Deep Learning capaces de detectar patrones y situaciones que pasarían desapercibidas al ojo humano.