Software extremeñopara navegar sin barreras

La araña de Google es ciega, cuanto más accesible esté la página, mejor la posicionará el buscador./PALMA
La araña de Google es ciega, cuanto más accesible esté la página, mejor la posicionará el buscador. / PALMA

Un joven de Plasencia lidera varias empresas dedicadas a facilitar el acceso a Internet a personas con discapacidad

ALBA BARANDA

Hablar con Jorge Cáceres es recibir toda una bocanada de inspiración. A sus 28 años este placentino pilota dos empresas que facilitan la vida e incorporación laboral a personas con alguna dificultad cognitiva o física.

Tras estudiar Ingeniería del Software en Madrid decidió emprender y apostar por la accesibilidad desapercibida, que es aquella tan integrada que los usuarios sin discapacidad apenas la perciben. Fundó Technow y dio sus primeros pasos empresariales en Almería al más puro estilo Bill Gates: enredando con ordenadores. Jorge compraba portátiles y los adaptaba a las necesidades de cada persona, aunque resultó ser un negocio nada rentable, según él mismo confiesa.

Pero si algo le caracteriza es la perseverancia. Este fracaso sirvió como impulso para hilar aún más fino y se dio cuenta de que Technow estaba entre el emisor y el receptor, así que trabajó para hacer accesible el canal de comunicación. Desde ese momento su firma se dedica a la accesibilidad web; es decir, el acceso universal a Internet, independientemente del tipo de hardware, software, infraestructura de red, idioma, cultura, localización geográfica y capacidades de los usuarios. También programa aplicaciones y diseña domótica accesible.

Technow también diseña aplicaciones para móvilesy domótica accesible desde cero

Para mejorar la interfaz se pueden subrayar enlaces, variar colores, etc

Para saber si una página web es apta para todos los usuarios, se realiza en primer lugar un estudio o auditoría de accesibilidad donde se buscan las dificultades que los visitantes pueden encontrar navegando. Se cubren perfiles de visión, audición, cognitivo, físico, envejecimiento y discapacidad temporal. Una vez realizado el informe, o bien se forma a los empleados en el caso de que la empresa tenga su propio departamento de programación, o se comienza a trabajar en pro de la accesibilidad.

«Con programación todo se puede resolver», es la máxima de Jorge Cáceres. Y es que, si con una web no accesible se llega solamente a un porcentaje de la sociedad, ¿por qué no adaptarla y llegar al cien por cien? No solo se verán beneficiadas personas con discapacidad, sino también usuarios de edad avanzada o que no dominen el idioma, así como aquellos que se estén iniciando en el uso de las nuevas tecnologías o que se encuentren en una situación en la que el entorno no sea el más propicio para la navegación(baja iluminación, ambientes ruidosos, espacio reducido, etcétera).

Los ajustes que se modifican para lograr la accesibilidad van más allá de un aumento del tamaño de las letras. Se puede cambiar la fuente a una más legible, quitar los estilos, subrayar los enlaces, variar el color de fondo o el contraste, quitar las animaciones e imágenes, o que los textos aparezcan en lectura fácil, entre otras opciones. Además, un lector de pantalla es muy útil para personas con discapacidad visual porque lee y explica todo lo que se visualiza en la pantalla.

Además, «si el cliente lo necesita le hacemos la web a medida desde cero. No hay límites», matiza Jorge. El CEOde Technow recalca que una web accesible no tiene por qué ser fea. «Eso es un mito, al igual que lo de que las personas con discapacidad no utilizan Internet». Precisamente las nuevas tecnologías están posibilitando que quienes tienen algunas dificultades realicen ciertas tareas que antes les eran imposibles.

«De una semana para otra dejé de ver, no salía a la calle porque me chocaba con todo»

«Con programación se puede resolver absolutamente todo»

Hace escasos días se conoció el invento de Kursat Ceylan, un ingeniero ciego. Se trata de WeWalk, un bastón inteligente equipado con altavoces, asistente de voz, Google Maps y varios sensores que transmiten pequeñas vibraciones para advertir sobre los obstáculos que hay por encima del nivel del pecho.

En el mundo del posicionamiento web es habitual escuchar la metáfora de que Google es ciego, ya que solo ve lo que una persona sin visión puede ver. «La araña de Google se maneja igual que un lector de pantalla, entonces si pasa por una imagen y se llama por ejemplo '000027092019.jpg' no la entiende, pero si por el contrario la imagen tiene palabras claves relacionadas con el contenido de la web, Google las lee e indexa a la página en la parte superior de los motores de búsqueda», explica Jorge. Otros buscadores como Bing o Yahoo también premian la accesibilidad en su ranking.

Sin embargo, actualmente, más del 85% de los internautas navegan a través del móvil y por eso Technow también desarrolla aplicaciones accesibles. «Es una ventaja para el vendedor porque además de llegar a más público, facilita la compra a personas con discapacidad», apostilla suCEO.

Jorge Cáceres con su perro Korby.

Otra de las ramificaciones de esta empresa extremeña es la domótica. Por supuesto, también enfocada a la accesibilidad. Jorge cuenta que uno de los trabajos más costosos –en todos los sentidos– a los que se ha enfrentado su equipo fue la adaptación desde cero de una casa para una persona que había tenido un accidente de tráfico y había quedado tetrapléjica. «Le pusimos una grúa en su habitación que lo levantaba y lo llevaba hasta el servicio, para aliviar un poco a los cuidadores», indica. «La boca sí la movía, así que le hicimos un mordedor con una goma que tenía ocho funciones. Con ellas manejaba toda su casa. Llamaba por teléfono, dirigía la grúa, etcétera. Tuvimos que inventar una interfaz de movilidad adaptada a él y todo estaba alimentado por placas solares por si se iba la luz en algún momento», detallaJorge.

En los cinco años de vida de Technow también ha habido tiempo para la labor educativa y de formación, ya que Jorge suele impartir charlas y acudir a networkings sobre accesibilidad. En el camino se dio cuenta de que entre el 80 y el 90% de las empresas españolas eran pymes, así que creó Adviser Cloud, una compañía con software propio dedicada a la gestión empresarial.

«Todos nuestros programas están adaptados. Por ejemplo en un bar cada camarero tiene que introducir un código. Si uno de ellos tiene algún tipo de discapacidad, el programa cambia de interfaz cuando introduce su identificación. De esta forma se favorece el acceso laboral a personas con discapacidad», afirma el empresario.

Korby

Los trabajadores de Technow y Adviser Cloud son los mismos. Según el proyecto pueden aumentar hasta casi veinte personas, pero normalmente en plantilla son seis; algunas con discapacidad, otras sin ella, y aunque hay un empleado que no habla, tiene mucha importancia en ambas empresas, ya que es el perro guía de Jorge, Korby.

«Yo montaba en moto y hacía de todo, pero cuando comencé a estudiar, con 17 años, empezaron los problemas de visión», confiesa. La culpa la tuvo una enfermedad degenerativa llamada retinosis pigmentaria. «De una semana para otra dejé de ver, no salía a la calle porque me chocaba con todo». Actualmente solo tiene un resto visual.

Tras un año de asimilación «muy duro» este placentino se dijo a sí mismo que «no quería ser un inútil» y comenzó la universidad. «Fue complicado porque las aulas no estaban adaptadas y yo iba a clase y escuchaba 'como veis en este gráfico' o 'aquí se aprecia'...». Pero a base de madrugones, del doble de esfuerzo y de mucha insistencia, acabó la carrera al mismo tiempo que sus compañeros.

«A veces me los encuentro y me dicen que no tienen trabajo y no me lo puedo creer, porque ellos no tienen la barrera social que tengo yo, que cuando voy a ofrecer las aplicaciones accesibles a los negocios me preguntan que si no veo, cómo puedo programar, o que por qué no me dedico a vender cupones», cuenta. Además, añade que le han llegado a decir que seguro que vive muy bien con la paga pero él resalta que jamás ha recibido ninguna subvención ni ayuda por montar sus proyectos.

A pesar de las situaciones desagradables que haya podido vivir, Jorge solo desprende positividad y ganas de comerse el mundo. Tiene otros proyectos relacionados con la construcción y la eficiencia energética. Su cabeza es un tetris de nivel avanzado donde todas las piezas van encajando y formando un tejido empresarial de lo más complejo.

Cuando suena la alarma de su móvil porque tiene una reunión, Korby ya detecta que se tienen que ir. «Fui a Estados Unidos a por él porque allí los educan en positivo, sin castigos. Él es feliz y yo también», se despide Jorge mientras camina las históricas calles placentinas.