La evolución del pasillo rodante se construirá en Gijón

El nuevo pasillo rodante Accel. /
El nuevo pasillo rodante Accel.

La multinacional de ascensores ThyssenKrupp anunció un nuevo sistema de transporte que reducirá el tiempo de traslado en aeropuertos y estaciones

INNOVA+madrid

La multinacional ThyssenKrupp presentó ayer en Gijón a nivel mundial su nuevo producto Accel, un sistema de transporte que permitirá reducir los tiempos de tránsito en los aeropuertos y en las paradas de metro, pero que también podrá ser usado para acortar distancias en edificios y otros espacios dentro de las ciudades.

El sistema usa la teconología motriz lineal procedente del tren magnético Transrapid, por lo que resulta "cómodo y fiable, además de más rápido", como destacaron, respectivamente, el consejero delegado y el responsable de I+D de ThyssenKrupp, Andreas Schierenbeck y Patrick Bass. En el acto, celebrado en LABoral Centro de Arte y Creación Industrial, intervino también el responsable de comunicación de la compañía, Luis Ramos, y del Idepa, Carlos García Morilla.

Ramón Sotomayor, consejero delegado de ThyssenKrupp para Sur de Europa, Africa y Oriente Medio explicó que, en Toronto, hay dos instalaciones con la tecnología anterior que llevan una tracción diferente, pero en estos momentos están estudiando tres grandes proyectos donde se podría instalar como solución alternativa a otras existentes. Y aunque no dio a conocer estos lugares, sí apuntó que se trataban de inversiones importantes. "Puede ser una solución también en muchos sitios donde los presupuestos no son los que eran", dijo Sotomayor, para quien se trata de un producto tan innovador que "cambiará la vida de las personas y su forma de moverse en el mundo".

Gijón, fábrica de ideas

También ha aludido a la instalación de Thyssen en Gijón como una "gran fábrica de ideas", y ha señalado que Accel seguirá fabricándose aquí aunque se podrá hacer en otras de sus plantas si el mercado lo requiere. "Asturias siempre nos trató bien".

La multinacional alemana ha señalado ya que aunque este nuevo sistema está pensado para lugares planos, con más o menos un grado de inclinación, en el futuro se prevé que los nuevos diseños puedan adaptarse a posibles inclinaciones y a curvas. También se ha precisado que el producto está pensado para lugares interiores, o exteriores, siempre que esté bajo techo y las temperaturas sean suaves o moderadas. El pasillo rodante puede ser monodireccional o bidireccional.

Por su parte, Schierenbeck, ha incidido en que este nuevo producto es la prueba de que ideas "locas" que antes eran imposibles ahora son realidad. En este caso, ha destacado las ventajas de 'Accel' tanto en ahorro de tiempo y costes para las personas en sus desplazamientos, y ha confiado en que sea capaz de atraer a un mayor número de usuarios al Metro.

Se estima, en este sentido, que podría atraer a un 30 por ciento más, además de que se podrían espaciar más las paradas con el consiguiente ahorro. En cuanto al producto en sí, que ha definido como "pasillo rodante de alta tecnología", ha apuntado que cubre distancias entre 100 y 500 metros, además de contar con una especie de velocímetro capaz de acelerar y desacelerar, con lo que se puede alcanzar una velocidad de recorrido de unos dos metros por segundo, que equivaldría a 12 kilómetros a la hora.

A este respecto, se aplica la tecnología Transrapid, a través de dos motores lineales y con un sistema de paletas, lo que hace que se necesite un foso menor para su instalación y que incluso se puedan usar infraestructuras ya existentes. "Va a ser mucho más rentable que el transporte automatizado de pasajeros", ha asegurado.