Andrea, la aplicación para denunciar el acoso en el colegio

Andrea, la aplicación para denunciar el acoso en el colegio

Crea alertas con denuncias anónimas sobre 'bullying'

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ

El Ministerio de Educación ha detectado más de 5.500 posibles casos de acoso escolar en tan solo un año. Los datos del Teléfono contra el Acoso atendió 12.799 llamadas frente a las 25.366 del año anterior, pero varias autonomías dieron a menores sus propios teléfonos

En la mayoría de los posibles casos de acoso detectados (79 %), quienes lo comunicaron fueron las madres o padres de las víctimas. Solo un pequeño porcentaje de las denuncias está realizada por los más pequeños.

Para sortear este problema, la agencia digital valenciana Nectar ha creado Andrea. Esta aplicación, apoyada por el Ayuntamiento de Valencia, es  capaz de ayudar a prevenir y detectar el acoso escolar con ayuda de los propios alumnos y profesores junto a un equipo de psicólogos externos. «Un proyecto de innovación para reducir el acoso escolar y el ciberacoso», señala la compañía.

La aplicación permite crear alertas anónimas y contacto directo a través de un chat para apoyar a los estudiantes que estén sufriendo acoso o hayan detectado algún caso. Andrea está disponible para Google Play y también en la tienda virtual de Apple y la descarga, además, es gratuita.

Para su funcionamiento, los usuarios han de introducir el código del centro, que se asigna una vez que el colegio o instituto contrata formaliza el uso de esta herramienta. Así, los expertos pueden visualizar toda la información de cada centro. Además, el equipo directivo de cada de colegio o instituto dispone de un panel de administración para que los encargados de gestionar la herramienta atiendan las peticiones.

La aplicación trata de dar respuesta a un contexto en el que las redes sociales son «el nuevo universo para el acoso escolar». Al acoso en el centro se le suma así «la ridiculización social por medio de las redes sociales, lo que realmente afecta a los jóvenes». El acoso escolar, ha denunciado, es una «lacra» que se ha visto agravada en los últimos años con el surgimiento de las nuevas tecnologías y el ciberacoso.

Andrea surgió de una propuesta de esta agencia para la convocatoria de ayudas para la realización de proyectos de innovación social del Ayuntamiento de Valencia. Se planteó emplear la tecnología y el universo digital para generar una herramienta que mejore la convivencia y aporte soluciones a un problema «tan extendido y complejo» como el acoso escolar.