Verano entre apuntes

NATALIA PUEBLA

El verano no está únicamente para disfrutar del tiempo libre en la playa o la piscina. Algunos estudiantes aprovechan las vacaciones para retomar aquellos estudios que dejaron pendientes durante el curso.

En ese momento, entran en juego las academias. Para muchos alumnos es esencial la ayuda que reciben en estas 'escuelas'.

Para Isabel González, estudiante de 21 años, la academia le aporta consistencia. «No todos los días me va a apetecer, en vez de irme a la piscina, ponerme a hacer ejercicios, exámenes y demás», afirma la pacense que se ha propuesto sacarse el título C1 de Inglés.

Ignacio Parejo es el director de la conocida Academia Torrente Ballester de Badajoz. Los alumnos acuden normalmente a su centro con dificultades para aprobar una asignatura o prueba. «Aquí lo que hay que hacer es acompañarlos para superar esa prueba», admite Parejo.

«Seguridad en ellos mismos, hacerles ver que las cosas no son tan difíciles como les parecen en clase». Esta seguridad es lo que les aporta Mayte Batalla a los alumnos que acuden a Biblos.

En verano, las clases más demandadas son aquellas dedicadas a comprender y a resolver problemas.

Alberto Cerrato es un estudiante de 14 años que ha suspendido matemáticas. «Algunos de los ejercicios no los sé hacer y necesito ayuda de alguien que sepa hacerlos». Ese es el motivo por el cual acude a la academia durante la época estival.

Las asignaturas más demandadas en este tipo de centro son las de la rama de ciencias: Matemáticas y Física y Química.

Además de la ayuda que reciben en las academias, es importante que los alumnos lleven una constancia diaria y sean responsables con los estudios para lograr su objetivo. «Hay tiempo para todo, para estudiar, para pasarlo bien, para ir a la playa,.. y todo lo que tu quieras», admite Isabel González.

A pesar de que los profesores de estos centros no se atreven a dar una cifra exacta de los aprobados, Mayte Batalla admite que la mayoría de sus alumnos suelen aprobar aunque, matiza, «depende mucho del trabajo que hacen en casa».