Treinta años de golpe

Treinta años de golpe

Una aplicación que vaticina la apariencia que uno tendrá en la vejez causa furor entre los famosos

ARANTZA FURUNDARENA

La máquina para viajar en el tiempo por fin es una realidad. Pero en su peor versión. Lejos de transportarte a un futuro extraordinario, te deja donde estás solo que veinte o treinta años más viejo. Aquí no viajas, te aviejas. Lo raro es que tantos famosos se hayan querido subir a ese carro... Será que están hartos de remontarse al pasado a través del Photoshop. O que, sencillamente, desean ser conscientes de las arrugas que les esperan para poder eliminarlas antes incluso de que aparezcan.

El invento lo creó hace dos años una empresa rusa, pero ahora lo ha perfeccionado y es cuando está pegando fuerte. Se denomina 'FaceApp' y es una aplicación gratuita, y al mismo tiempo terriblemente perversa. Aceptar sus términos y condiciones implica regalar tus datos o, lo que es lo mismo, vender tu intimidad al mejor postor... Pero, como muchos famosos ya la venden a diario, no han tenido el menor inconveniente en descargarla en su móvil.

Kiko Rivera es uno de ellos. Se ha hecho un selfi, luego le ha dado al botón y... ¡Voilà! Ha quedado convertido en una especie de Mercedes Milá (los mismos ojos hundidos) solo que con barba blanca postiza y visera de adolescente. Bisbal, en su versión más añeja, recuerda al actual Antonio Banderas. Lolita se da un aire a la Concha Velasco de hace diez años. El cantante Juanes se asemeja al trasnochado y ya desaparecido Espartaco Santoni. Pitingo de viejo va a ser clavadito a Charles Aznavour. Y Paz Padilla... A la pobre Paz Padilla la dichosa aplicación le ha tratado peor de lo que le trató el mundo árabe a María Barranco en 'Mujeres al borde...' El rostro de la presentadora ofrece el aspecto de una auténtica uva pasa. De buscarle algún parecido, sería quizás con la actriz Lola Gaos, que en paz descanse.

La que sale peor parada es Paz Padilla y el más beneficiado, Luis Fonsi

Los ejemplos anteriores vendrían a demostrar que cumplir años no te hace estar peor, sino ser otro. Pero hay excepciones. Es el caso de Luis Fonsi, que parece dispuesto a envejecer 'Despacito', como su famosa canción. A él la despiadada aplicación le ha tratado con una indulgencia envidiable. Si se cumple la predicción, dentro de dos décadas será el mismo Luis Fonsi, solo que más madurito... Y hasta interesante. Al implacable Alberto Chicote los años le dulcifican. En su rostro viejuno ya no aparece esa afilada mirada con brillo de cuchillo jamonero dispuesto a rebanar al dueño de un restaurante de tapas... Un alivio para el gremio.

Los memes y las bromas se suceden estos días en las redes porque jugar a envejecer (a otros) es fuente de gran satisfacción y regocijo. Ya hay quien ha probado la aplicación con la reina Letizia, y el resultado ha sido decepcionante (tres o cuatro arruguitas de nada). Con Isabel Preysler ni lo intentan. Es muy probable que el 'FaceApp' se quede colgado en modo 'recalculando'... Y es que resulta casi imposible vaticinar cómo será de vieja la versión femenina de Dorian Grey. Sobre todo porque, habiendo cumplido ya los 68, sigue empeñada en aparentar 35.

Jordi Hurtado, como era de esperar, también ha sido un blanco fácil. La broma que han hecho con él es que la 'FaceApp' lo deja tal cual. Lo mismo que los años, que lo han dado ya por imposible. Para todos los demás, envejecer debería ser nuestra máxima aspiración. Sobre todo, teniendo en cuenta la alternativa: una 'FaceApp' a la que le pongas tu cara, y te devuelva tu calavera.