Madres a los 31 años

La ayuda de las matronas es cada vez más importante. /
La ayuda de las matronas es cada vez más importante.

La edad media del primer embarazo se ha retrasado, motivo que hace aun más indispensable el papel de las matronas en su control y seguimiento

REDACCIÓNMadrid

El 5 de mayo se celebra el Día Internacional de las Matronas, unas profesionales que con el aumento de la edad de las madres primerizas la media ronda los 31 años se hacen cada vez más indispensables por la creciente importancia del contro y del seguimiento de los embarazos.

Según el responsable del servicio de matronas de Hospital Quirón Murcia, Rafael Sáez, «las matronas son un pilar básico en la divulgación de la educación sanitaria sobre la maternidad y el embarazo, en identificar precozmente los de alto riesgo, en la prevención de los no deseados, en la planificación familiar, en la formación sobre métodos anticonceptivos y en la previsión de complicaciones durante el embarazo, el parto, el puerperio o el climaterio. Por tanto, podemos afirmar que la matrona resulta fundamental en todas las etapas de la vida de la mujer y no solamente en la gestación y el alumbramiento».

Factores de riesgo

EN EL EMBARAZO

Los embarazos de alto riesgo, aquellos en los que aparecen factores externos o intrínsecos a la gestante que pueden producir complicaciones durante la gestación, el parto y el puerperio, además de condicionar la salud del recién nacido, representan aproximadamente un 10% del total.

Los factores de riesgo pueden ser muy variados:

Embarazo en la adolescencia

Gestante de más de 37 años

Abortos de repetición

Antecedentes de enfermedad hipertensiva gestacional

Antecedentes de cardiopatía materna

Antecedentes de malformaciones o muerte fetal en gestación anterior

Antecedentes de prematuridad en gestaciones anteriores

Diabetes gestacional

Presencia de hábitos tóxicos en gestación

Las matronas participan del control, los cuidados y los consejos durante el embarazo, el alumbramiento y el puerperio, además de atender a las mujeres en el nacimiento y proporcionar cuidados al neonato y al lactante. Según destaca Sáez, «esta atención incluye las medidas preventivas, la promoción del parto normal, la detección de complicaciones en la madre y el niño, el acceso al cuidado médico u otra asistencia adecuada y la ejecución de medidas de emergencia».

Cada día 1.000 mujeres pierden la vida en el mundo por causas relacionadas con el parto y 5.500 recién nacidos mueren en su primera semana de vida por no tener atención adecuada por profesionales especializados en la atención a la mujer y al bebé. Por ese motivo, «es fundamental facilitar a las madres y a sus criaturas el acceso a la asistencia especializada de una profesional», asegura el responsable de matronas de Hospital Quirón Murcia.