Usar terapias alternativas se asocia al rechazo del tratamiento convencional del cáncer

Cálulas cancerosas de un melanoma vistas a través de un microscopio:: HOY/
Cálulas cancerosas de un melanoma vistas a través de un microscopio:: HOY

Esos pacientes tienen más probabilidades de morir como resultado de su decisión, según un informe

E.P.

El uso de terapias alternativas por pacientes con cuatro tipos de cáncer comunes (mama, próstata, pulmón y colorrectal) se ha asociado en una nueva investigación con el rechazo del tratamiento convencional contra el cáncer y con un mayor riesgo de muerte, aunque la diferencia en la supervivencia puede compensarse con la adhesión a todas las terapias convencionales recomendadas.

Una investigación de Yale Cancer Center y la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, en New Haven (EE.UU), ha revelado que las personas que recibieron terapias complementarias para cánceres curables fueron más propensas a rechazar al menos un componente de su tratamiento convencional contra el cáncer, y tenían más probabilidades de morir como resultado de su decisión.

Los autores del estudio, publicado en 'JAMA Oncology', utilizaron una gran base de datos nacional con 1,9 millones de pacientes con cuatro tipos de cáncer para examinar el uso de medicamentos complementarios por parte de los pacientes y los retrasos o el rechazo de las terapias convencionales contra el cáncer. Estos tratamientos alternativos pueden incluir hierbas, vitaminas y minerales, medicina tradicional china, dietas especializadas, homeopatía y naturopatía.

Su uso está creciendo en los Estados Unidos y, a menudo, es utilizado por pacientes con cáncer. Aunque muchos pacientes creen que una combinación de medicina complementaria y tratamiento convencional contra el cáncer brindará la mayor posibilidad de curación, existen investigaciones limitadas que evalúan la efectividad de los medicamentos complementarios.

«Investigaciones anteriores sobre por qué los pacientes usan tratamientos complementarios no médicos han demostrado que la mayoría de los pacientes con cáncer que usan medicamentos complementarios creen que su uso mejorará la supervivencia --señala el autor principal del estudio, James Yu, profesor asociado de radiología terapéutica en el Yale Cancer Center--. Nos interesamos en este tema después de revisar la literatura y descubrimos que había poca evidencia para apoyar esta creencia».

Para investigar el uso de medicamentos complementarios y su impacto en la supervivencia y el cumplimiento del tratamiento, los investigadores estudiaron a 1.290 pacientes con cáncer de mama, próstata, pulmón o colorrectal en la Base de Datos Nacional del Cáncer (NCDB), un proyecto conjunto de la Comisión sobre Cáncer del Colegio de Cirujanos y la Sociedad Americana del Cáncer. El NCDB representa aproximadamente el 70% de los cánceres recientemente diagnosticados en todo el país. Los investigadores compararon 258 pacientes que usaron medicina complementaria a 1.032 que no lo hicieron.

Los investigadores estudiaron pacientes no identificados diagnosticados durante un período de 10 años, de 2004 a 2013. Al recopilar los resultados de los pacientes que recibieron medicamentos complementarios además de los tratamientos convencionales contra el cáncer, encontraron un mayor riesgo de muerte.

Estos tratamientos alternativos pueden incluir hierbas, vitaminas y minerales, medicina tradicional china, dietas especializadas, homeopatía y naturopatía

Curiosamente, señalaron que, a pesar de haber recibido alguna terapia contra el cáncer convencional, estos pacientes eran más propensos a rechazar otros aspectos de la atención recomendada, como la quimioterapia, la cirugía, la radioterapia y/o la terapia hormonal. Los investigadores concluyeron que los pacientes que optaron por utilizar medicamentos complementarios como tratamiento para el cáncer, eran más propensos a rechazar otros tratamientos convencionales contra el cáncer y, como resultado, tenían un mayor riesgo de muerte que aquellos que no usaban ningún medicamento complementario.

«El hecho de que el uso de medicamentos complementarios se asocie con una mayor denegación de tratamientos contra el cáncer comprobados y un mayor riesgo de muerte debería hacer que los proveedores de salud y los pacientes lo eviten», advierte el autor principal Skyler Johnson, jefe residente de oncología de radiación en la Facultad de Medicina de Yale.

«Desafortunadamente, existe una gran confusión sobre el papel de las terapias complementarias -reconoce-. Aunque pueden usarse para ayudar a los pacientes que experimentan síntomas del tratamiento del cáncer, parece que se comercializan o se entiende que son tratamientos efectivos contra el cáncer».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos