Tu seguro de salud puede ayudarte a perder peso

Tu seguro de salud puede ayudarte a perder peso
Sea por la operación bikini, sea por lo que sea, siempre es buen momento para revisar lo que comemos. Contar con el asesoramiento y apoyo de un profesional para mejorar nuestra alimentación es clave para nuestra salud y bienestar

Todos sabemos que comer bien es muy importante para poder llevar una vida saludable. Ante esta situación, los seguros médicos privados han comenzado a ofrecer acceso a servicios profesionales de asesoramiento nutricional y dietético, conscientes de que poder contar con un experto que nos ayude a comer bien, en función de nuestras características y circunstancias físicas y personales, es fundamental para llevar una vida saludable y plena.

Así, si necesitamos una dieta adaptada a nuestras condiciones de salud, o bien si queremos comenzar la operación bikini desde cero, acudir a este servicio ofrecido por nuestro seguro de salud es una buena opción. Las principales compañías aseguradoras ofrecen esta prestación a sus clientes en casi todas las modalidades de pólizas, pero incluso hay aseguradoras que ofrecen un servicio de dieta personalizada sin necesidad de ser cliente, es el caso de Sanitas o Cigna, por ejemplo.

Los servicios de nutrición que ofertan los seguros de salud suelen incluir dietas personalizadas; planes dietéticos para personas con problemas de salud, como la diabetes; dietas para pacientes con alergias alimentarias; dietas para personas con colesterol o hipertensión; y asesoramiento a personas deportistas, embarazadas, etc.

Compañías como DKV o AXA también ofrecen líneas médicas nutricionales, y casi todas emplean herramientas de monitorización con relación a la nutrición o al ejercicio físico recomendado, apps que puedes bajarte y emplear para hacer un seguimiento que te puede ayudar a conocer tus límites, detectar posibles anomalías y medir los progresos.

Los nutricionistas no solo son sinónimo de dieta de adelgazamiento, sino que son profesionales fundamentales para ayudarnos a mantener una buena alimentación en función de nuestras características y circunstancias. Al incluir este servicio en los seguros de salud, podemos acceder a dietas personalizadas, asesoramiento, seguimiento y apoyo, en colaboración con todo el equipo de salud que forma el cuadro médico.

Encontrar un seguro de salud que cubra las consultas del nutricionista y nos ayude a perder peso y a cuidar nuestra alimentación es sencillo: basta con utilizar un comparador de seguros de salud y revisar las coberturas completas que ofrece cada uno, antes de optar por el que más nos convenza.