El trastorno obsesivo compulsivo afecta a 2% de los vascos

Las obsesiones más frecuentes son ideas de contaminación cuya respuesta es limpiarse una y otra vez/
Las obsesiones más frecuentes son ideas de contaminación cuya respuesta es limpiarse una y otra vez

Es una enfermedad mental que se presenta en la edad juvenil y puede llegar a producir discapacidad

Las personas que se limpian y asean una y otra vez o que controlan cajones, cerraduras y aparatos para asegurarse que están apagados o cerrados, pueden sufrir un trastorno obsesivo compulsivo (TOC), si esas actitudes son ocasionadas por ideas como la contaminación, en el primer caso, o la seguridad, en el segundo.

Según el doctor Juan Carlos Irurzun, de la Red de Salud Mental de Gipuzkoa, el 2% de la población vasca sufre un Trastorno Obsesivo Compulsivo. La cifra de prevalencia sería del 2%, si nos basamos en investigaciones comunitarias realizadas en muy diversos países y que arrojan resultados similares, afirmó el doctor Irurzun en la conferencia TOC y las depresiones, celebrada en la XII Reunión de la Sociedad Vasco-Navarra de Psiquiatría, realizada esta semana en Lekeitio. Podríamos afirmar que alrededor de un 2% de la población vasca podría verse afectada por un TOC a lo largo de su vida.

Patologías asociadas

Estos trastornos suelen aparecer junto a otras patologías, como depresión, pánico, ansiedad, trastorno de alimentación o de personalidad, entre otras, y se caracteriza por la presencia de obsesiones, como pensamientos, ideas o imágenes que generan angustia, y compulsiones, que son las acciones que hace el individuo para regularlas.

El problema reside cuando una persona dedica más de una hora a actividades repetitivas que le frenan en sus actividades diarias, se ha asegurado durante la conferencia. No es tan importante el qué, sino el cuanto, referido a términos de frecuencia y repetición, así como el malestar que generan.

Además de las obsesiones por la limpieza y la seguridad, puede aparecer un tipo de inquietud por haber hecho mal una actividad o tarea, aun cuando la persona, de manera consciente, sabe que la labor está bien realizada, pero de igual manera buscará consuelo o forma de rehacerla. Estos trastornos se consideran enfermedades mentales, y se presentan en la edad juvenil. Pueden llegar a producir discapacidad.