La obesidad: la gran epidemia del siglo XXI

El Hospital Quirónsalud Clideba ofrece distintas técnicas para combatir esta enfermedad y dejarla atrás de manera definitiva
REDACCIÓN

A la obesidad se le puede ganar. Es el mensaje que se lanza desde el Hospital Quirónsalud Clideba sobre esta enfermedad crónica multifactorial que consiste en un exceso de tejido liposo que conlleva un aumento de peso corporal y efectos perjudiciales para la salud. Se les diagnostica a varones con un porcentaje de grasa corporal superior al 25% y a mujeres que superan el 33%.

La doctora Claudia García Lobato, endocrinóloga del Hospital Quirónsalud Clideba, nos explica por qué la obesidad ha sido considerada la gran epidemia del siglo XXI. «Es una de las principales causas de mortalidad en países en vías de desarrollo. Es un problema de salud pública de primera magnitud».

La obesidad también favorece la aparición de otras enfermedades como la diabetes, la hipertensión, la apnea del sueño, la gota o distintas patologías coronarias. Además, también aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama o de colon.

Para tratar la obesidad hay que seguir varias estrategias. «Se combate a través de dieta, ejercicio físico y modificación del estilo de vida. Esto se puede ver reforzado por tratamientos farmacológicos o recurrir a cirugía bariátrica, si fuera necesario», explica García Lobato.

Esta cirugía consiste en una serie de intervenciones quirúrgicas en las que el objetivo es lograr una pérdida de peso mantenida y aumentar así la calidad de vida del paciente. Para lograrlo, se necesita un alto grado de compromiso por parte del mismo. «La persona que decida someterse a esta cirugía debe tener entre 18 y 60 años, un Índice de Masa Corporal mayor de 40 y que no haya podido combatir la enfermedad con tratamientos no quirúrgicos, entre otros aspectos». En este centro hospitalario se realizan todas las técnicas quirúrgicas necesarias.

En el hopital Quirónsalud Clideba la unidad de obesidad está compuesta por un equipo multidisciplinar donde participan médicos de atención primaria, especialistas en endocrinología y nutrición, cirugía general, psiquiatría, aparato digestivo, neumología y psicología. En cuanto a los resultados de la cirugía bariátrica, dependen de cada paciente. «En general la tasa de éxito es alta. Se suele reducir del 20 al 40% del peso corporal inicial». Estos resultados se suelen mantener a largo plazo, si el paciente sigue las indicaciones ordenadas por los médicos.