Una técnica podrá predecir cuánto dolor crónico habrá tras una operación

Una técnica podrá predecir cuánto dolor crónico habrá tras una operación

Permite planificar la utilización de las técnicas de alivio del dolor e implementar medidas preventivas antes y durante la intervención, y monitorear las molestias

REDACCIÓNbarcelona

Un estudio realizado por anestesiólogos del Hospital del Mar permitirá ofrecer un sistema para identificar el riesgo que tienen los pacientes de sufrir dolor crónico tras una intervención quirúrgica. "El estudio ha examinado rigurosamente el riesgo de los pacientes de padecer dolor crónico posquirúrgico", asegura el doctor Antonio Montes, anestesiólogo del Hospital del Mar y autor principal del trabajo. "Hemos buscado una herramienta para predecir con fiabilidad, antes de una operación, el riesgo de un paciente de sufrir dolor crónico. Para ello hemos desarrollado un sistema de puntuación de riesgo que puede ser utilizado antes de la cirugía, justo en el momento en que se planifican los cuidados y donde las medidas preventivas que se tomen son de vital importancia".

El sistema de puntuación se ha desarrollado con base en seis predictores: el tipo de cirugía, la edad, el estado de salud física, el estado de salud mental, el dolor preoperatorio del área quirúrgica, el dolor preoperatorio en otras zonas del cuerpo. Esto es de gran ayuda para los médicos, que podrán planificar y hablar con el paciente sobre ese posible el dolor crónico posquirúrgico (aquel que dura más de tres meses).

Publicado en la revista Anesthesiology, la investigación GENDOLCAT se realizó haciendo un seguimiento de 2 años a 2.929 pacientes sometidos a tres tipos comunes de cirugía: la hernia, la histerectomía y la toracotomía. Evaluado su dolor a los 4, 12 y 24 meses después de la intervención quirúrgica, se encontró que un 18 por ciento de pacientes desarrolló dolor crónico después de cuatro meses, y el 5,2 por ciento siguió experimentando dolor crónico después de 24 meses.

Así, este estudio auspiciado por la Sociedad Catalana de Anestesiología, permite valorar de una forma cuidadosa la intervención, planificar la utilización de las técnicas de alivio del dolor más apropiadas durante el período de recuperación, implementar medidas preventivas antes y durante la intervención, establecer un horario de monitoreo y seguimiento del dolor. "Este sistema de puntuación además mejora la forma como examinamos los pacientes antes de la cirugía, que se basa no sólo en factores clínicos sino en un extenso examen físico", explica el doctor Montes. "En el trabajo probamos también 90 predictores genéticos, pero vimos que ninguno de ellos jugaba un papel relevante en el desarrollo del dolor crónico tras una intervención quirúrgica por lo tanto, hay que realizar más investigación para determinar si existen otros factores genéticos no considerados en este estudio, que sí contribuyen al dolor crónico".