Una píldora para combatir el sarampión

El nuevo fármaco no reemplaza a la vacunación/
El nuevo fármaco no reemplaza a la vacunación

Científicos norteamericanos desarrollan por primera vez un fármaco oral que eliminará la enfermedad en personas infectadas y evitará la propagación del virus

EDURNE MARTÍNEZ MADRID

Una persona podrá dentro de muy poco recuperarse del sarampión tras tomar un fármaco oral que bloquea este tipo de virus durante las primeras etapas de la infección. Según un artículo publicado por la revista Science Translational Medicine, los investigadores de la Georgia State University de Atlanta están desarrollando esta píldora que, por ahora, solo ha sido probada con animales. El medicamento actuará en esas primeras dos semanas entre que la persona adquiere el virus y cuando comienza a sentir los primeros síntomas, unos días en los que la vacunación ya no protege al paciente de la enfermedad.

Aunque por ahora la píldora solo ha sido probada con animales, pronto comenzarán los ensayos clínicos con humanos. Según aseguraron los investigadores, todos los que fueron tratados con el medicamento sobrevivieron a la infección y desarrollaron inmunidad contra el virus. El fármaco antiviral, denominado ERDRP-0519, supondría una revolución para la salud de la población mundial, especialmente en los lugares del mundo donde no se suele vacunar a los niños. Los investigadores señalaron que el fármaco se puede producir de forma rentable y que podría acabar con la propagación del virus cuando brota localmente en algún punto del planeta. Sin embargo, el doctor Richard K. Plemper, autor del estudio, señaló que, aunque el medicamento está bastante avanzado, no está prevista su comercialización hasta dentro de varios años.

Además, el fármaco no reemplaza a la vacunación. Plemper explicó que el surgimiento de este medicamento es muy alentador, porque significa que no solo se puede salvar la vida de una persona con esta enfermedad, sino que contribuye a crear una posible inmunidad de la población hacia el sarampión. El descenso reciente en el cumplimiento de la vacunación de algunos países ha conllevado un aumento en brotes esporádicos de la enfermedad. Durante el XVIII Congreso de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), los especialistas pidieron que se modificara las edades de administración en el calendario de vacunación en el caso del sarampión porque al ponerse en edad muy temprana pierde su capacidad protectora. Así, aconsejaron administrar una dosis de la vacuna a los 12 meses, una a los 5 o 6 años y otra a los 14.

La doctora Esperanza Merino, una de las participantes en el Congreso de la SEIMC, explicó que los brotes de sarampión recientes se producen por casos de personas no vacunadas que contagian el virus rápidamente tanto a su entorno como al personal sanitario del centro al que acuden. El 80% de los infectados con el virus son personas que no se han vacunado, bien porque pertenecen a poblaciones marginales o porque son activistas antivacunación, señaló la doctora. Merino se lamentó de que pudiendo ser una enfermedad erradicada siga teniendo sus brotes en Europa. Aunque, según el INE, en España no se registra ningún caso de fallecimiento por sarampión desde que se generalizase la vacunación en 1980, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió de que en 2012 hubo 120.000 muertes por sarampión en el mundo.

 

Fotos

Vídeos