Un nuevo sistema mide la deformación craneal en bebés desde el móvil

Un nuevo sistema mide la deformación craneal en bebés desde el móvil

'Photomedas' es el nombre del proyecto no invasivo que ayudará a detectar la malformación en recién nacidos, y hasta lactantes de doce meses, sin necesidad de TAC o resonancia

EUROPA PRESSValencia

'Photomedas' es el nombre de un nuevo sistema no invasivo que ayudará a medir la deformación craneal en lactantes (desde recién nacidos, hasta bebés de 12 meses). La herramienta se compone de una aplicación para móviles y un gorro de malla y ha sido desarrollado por investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV) junto a especialistas del Hospital La Fe.

La aplicación de este sistema en la práctica médica se plantea después de cuatro años de trabajo y conllevaría «grandes ventajas» para los bebés. La principal, resaltan impulsores del proyecto a Europa Press, es que «eliminaría la necesidad de realizar TAC o resonancias, con lo que se evitaría exponer al niño a las radiaciones que estas pruebas conllevan».

La deformación craneal en bebés es un problema común en las consultas pediátricas. Las metodologías de diagnóstico por imágenes médicas más precisas son la tomografía computarizada (TC) y la imagen de resonancia magnética (IRM). Sin embargo, estas tecnologías de imágenes radiológicas conllevan muchas molestias y requieren de la aplicación de una dosis de radiación a los bebés, por lo que solo se utilizan en casos graves, recurriendo a calibradores o cintas de medir en los casos más leves.

Cero molestias y cero radiación

«'Photomedas' supone cero molestias y cero radiación en los lactantes. Se trata de una solución no invasiva y sencilla de utilizar, que ofrece unos resultados totalmente fiables», destaca el profesor José Luis Lerma, director del Grupo de Investigación en Fotogrametría y Láser Escáner (GIFLE), del Departamento de Ingeniería Cartográfica, Geodesia y Fotogrametría de la UPV.

El sistema desarrollado por los investigadores de la UPV combina técnicas tradicionales de fotogrametría y modelado 3D, con la grabación de un video del cráneo del lactante, que se hace con el móvil.

«El gorro incorpora una serie de dianas codificadas y la app lo que hace es registrar la imagen grabada de cada una de esas dianas y guardar sus coordenadas. Posteriormente procesa todos los datos y genera la imagen 3D del cráneo del bebé», apunta Inés Barbero García, investigadora también del grupo GIFLE-UPV.

Además de los beneficios para el propio bebé, la información proporcionada por el análisis fotogramétrico resulta de gran importancia para el clínico, ya que ayuda a cuantificar de forma objetiva y de forma muy rápida y sencilla el grado de deformidad craneal, planificar las estrategias más adecuadas de tratamiento y evaluar sus propios resultados.

«'Photomedas' es un sistema de ayuda a los profesionales; ofrece a los pediatras, neurocirujanos o ortopedistas un modelo 3D exacto del cráneo del bebé, que pueden comparar con otros modelos de referencia. Además, como es un sistema muy fácil de usar, ayuda también a hacer un seguimiento más exhaustivo de la evolución del paciente, en este caso, los bebés», ha añadido José Luis Lerma.