Entrevista

Boticaria García: «Una manzana ecológica no es más saludable que una normal»

Marián García posa con dos de sus libros. /Mario Rojas
Marián García posa con dos de sus libros. / Mario Rojas

El alter ego de Marián García se ha convertido en una de las referencias de la lucha contra los bulos sobre la salud y la alimentación

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

Marián García (Belmonte, Cuenca, 1982) decidió un día enfocar su carrera profesional hacia la divulgación. Nació la Boticaria García, tuitera y bloguera que saltó a la tele en 'Zapeando' y 'Órbita Laika', y ha escrito un libro ('El jamón de york no existe') para eliminar mitos.

- Viene de una botica de pueblo.

De Villaescusa de Haro (Cuenca). Quinientos habitantes. Cuando estaba allí, era feliz. No tenía ninguna ambición. Pero con internet vi la posibilidad de comunicarme con el mundo. Estaba harta del doctor Google y de que todo el mundo me dijera: «Es que lo he visto en internet». Pues yo también voy a escribir en internet. Así empezó a todo.

- ¿Internet ha sido la clave ?

Lo ha cambiado todo. Ya no vale con dar consejos en la consulta porque el paciente va a mirar en la Red. Hay que enseñarle dónde buscar.

- ¿Qué ha aprendido?

Que los bulos se comparten mucho más que los contrabulos. ¿Qué hacer? Sembrar. Cuando alguien escuche un bulo, que tenga ese gusanillo escéptico metido en el cuerpo.

- ¿Qué se puede hacer con tantas mentiras?

Más intervención por parte de las autoridades. Si alguien gana dinero con un crecepelo, lo que hay que hacer es prohibir el crecepelo. Porque el problema es que es legal. Como tantas pseudociencias.

- ¿Qué bulos quiso desmitificar primero?

Quería hablar de los repelentes de piojos sin evidencia científica y de mitos como que los piojos vuelan. Después vinieron las dietas milagro, como la de la alcachofa.

- ¿El vinagre funciona contra los piojos?

Es un acondicionador maravilloso. Te deja el pelo suave y brillante y sirve para despegar las liendres, pero no los mata. El vinagre, para la ensalada.

- ¿Qué producto le ha enfadado mucho?

Hay un señor que vende piramicasas, piramicamas, piramicunas, piramicasetas. Son objetos con forma de pirámide. Dice que durmiendo en una cama así uno se cura de la esclerosis múltiple. Este tipo de cosas se permiten.

- Hay gente que cree que el mejor remedio para quitarse una medusa es orinarse en ella.

Y la culpa la tiene 'Friends'. Es un bulo muy de verano. Lo que hay que hacer es lavarse con agua de mar y retirarla con una tarjeta de crédito.

- Muy veraniego también es el corte de digestión.

Otro mito. No existe. Lo que interesa es que los niños estén dos horas quietos para echarse la siesta. Tampoco es lo mejor estar dando brincos al sol. Pero eso no quiere decir que la digestión se vaya a interrumpir bruscamente. No hay que confundirlo con la hidrocución, que es meterse en el agua fría cuando has estado al sol. Ahí te da un patatús.

- ¿Hay muchos mitos con el sol?

El gran problema es que la gente piensa que se pone bien la crema solar y es mentira. Para ponérnosla bien, tendríamos que aplicarnos 35 gramos para el cuerpo entero. Así, un bote te dura menos de una semana.

- ¿Y los mosquitos y el amoniaco?

El amoniaco solo sirve si se aplica cuando te ha picado, justo en ese momento. Pero lo mejor es el hielo y, si no, un antiinflamatorio.

- Afirma en su último libro que el jamón york no existe, ¿qué estamos metiendo entre pan y pan?

La palabra york no está en la legislación. No significa nada. No es como jabugo, que tiene que cumplir unos requisitos. Y cuando dice york es fiambre, que tiene 50% de chicha y 50% de fécula. La idea es destapar los jeroglíficos del etiquetado y quitar un poco la quimiofobia, porque hay quien piensa que todo lo químico es malo y lo natural es bueno. La cicuta es natural. El veneno de la serpiente es natural. ¿Y los torreznos? En el mercado dicen que son 100% natural, pero no quiere decir que sean buenos para la salud.

¿Y por qué triunfa lo natural?

- Porque tiene una carga semántico muy fuerte. Lo natural, lo eco, lo bio… Lo eco significa que no se han usado pesticidas, pero eso no quiere decir que una manzana eco sea más saludable que una normal.