Consejos, trucos y cuidados para proteger a los niños del sol este verano 2014

Una niña bañándose en la playa /
Una niña bañándose en la playa

Cuando utilizamos protección solar para ir a la playa, a la piscina o para salir a pasear debemos tener en cuenta una serie de consejos para optimizar su resultado, ya que de otro modo, la protección puede no ser completa. Y más aún con los 'peques' de la casa. Y es que los niños son más vulnerables a los efectos de la radiación solar.

JOAQUINA DUEÑAS madrid

1. Edad del niño: Para empezar hay que tener en cuenta que los bebés menores de seis meses no deben exponerse directamente al sol. Siempre han de estar protegidos, por lo que es mejor elegir el atardecer o las primeras horas de la mañana para pasear. Además, puedes utilizar capotas, sombrillas o muselinas para proteger a tu pequeño de los rayos solares. Respectos a las cremas de protección, ten en cuenta que los bebés tienden a llevarse las manos y los pies a la boca, por lo que podrían ingerirla.

2. Cremas específicas: En el mercado encontrarás multitud de productos destinados a los más pequeños de la casa. Comprueba que sean hipoalergénicas y que hayan sido testadas adecuadamente para su uso pediátrico. Además, lo recomendable es que sean resistentes al agua y a los roces para los pequeños exploradores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos