Martes, 8:00 h, el momento más peligroso para conducir

Accidente entre un coche y una moto en Madrid/ZOLTAN MIHADAK / EFE
Accidente entre un coche y una moto en Madrid / ZOLTAN MIHADAK / EFE

El RACE presenta el Informe sobre la Seguridad Vial Laboral en España, en el que se relaciona la estabilidad laboral y la flexibilidad horaria con los accidentes en carretera

Doménico Chiappe
DOMÉNICO CHIAPPEMadrid

Desde hace diez años la mayor mortalidad de los accidentes de tráfico sucede los días laborables entre las 7:00 h. y las 9:00 h., sobre todo los martes a partir de las 8:00 h. El año pasado hubo 249 muertos en los 69.938 accidentes viales laborales, aquellos que ocurren en el trayecto de la casa al trabajo y viceversa, o durante una «misión», que con frecuencia se relaciona al transporte de mercancías. Además de las pérdidas humanas, la alta siniestralidad representa más del 10% del total de todos los accidentes laborales, unos 600.000 en 2018, cuantificados en una pérdida de 2.000 millones de euros, según el I Informe sobre la Seguridad Vial Laboral en España, realizado por el Real Automóvil Club de España (RACE) en colaboración con la consultora GAD3. «Cuatro de cada diez trabajadores fallecidos en accidentes laborales ha sido por accidentes viales laborales», asegura Jorge Castellanos, responsable de Movilidad de RACE, durante la presentación del documento. «Es un aumento del 23%, comparado con 2017».

El perfil del conductor con más alta siniestralidad durante los desplazamientos al trabajo responde a una mujer, entre 16 y 29 años, que se mueve en coche y tiene un contrato temporal en una compañía de más de 250 empleados. Ninguno de estos datos es casual. Existe una relación entre todos los componentes de la situación laboral del conductor y el siniestro. El primer aspecto es que ocurren muchos más accidentes viales durante la ida al trabajo que a la vuelta. Dos de cada tres suceden para llegar puntual. De ahí la hora de más fallecimientos al volante, con un pico a las 8:00 h. «Es el primer factor de mortalidad en los accidentes laborales», resalta Antonio Lucas, director de Seguridad Vial de la RACE. «Por llegar cinco minutos antes no vale la pena poner en peligro una vida».

El segundo aspecto que resaltan los autores del informe es el de la estabilidad laboral: mientras más antigüedad tenga el conductor en su empresa, menos accidentes. Nuevamente, no se trata sólo de los que se dedican al sector del transporte, sino a todo el que se desplaza para ir a su lugar de trabajo. El estudio indica que las personas que tienen menos tiempo en su trabajo son las más propensas a sufrir un accidente vial laboral. «Para los que empiezan en una empresa la forma de ir a trabajar, y no la de volver, tiene especial estrés, puesto que es un nuevo recorrido, añadido a que no puede llegar tarde porque los jefes lo están evaluando», explica Narciso Michavila, presidente de GAD3. «Las empresas deben tomar como propio el saber cómo se va a desplazar la persona que contratan. Estos datos indican que no hay flexibilidad para entrar a trabajar y sí para volver a casa. Si se implanta esta flexibilidad horaria habrá un ahorro de vidas».

Además del estrés, los factores principales de accidentes son también el cansancio y la distracción, según la investigación, que desglosa los medios de transporte: más de la mitad (55%) usa coche propio para ir y regresar y tienen un 54% de accidentes; los que van en moto, sin embargo, representan el 4%, pero ocupan el 23% de los siniestros; y en tercer lugar, los peatones, que son el 18% y sufren el 13% de los problemas viales. El modo más seguro es el transporte público, usado por el 13% de los trabajadores y tiene 1% de percances. Sin embargo, ni la bicicleta (2%) ni los nuevos tipos de desplazamientos son bien analizados aún por las encuestas, según refiere Castellanos. En cuanto a formación, sólo el 27% de los trabajadores recibe esta información, mientras un 60% lo recibe sobre incendios.