La larga jornada laboral de los secretarios municipales en la España vaciada

Las Navas de Jadraque/
Las Navas de Jadraque

En Guadalajara, por ejemplo, tendrán que atender a cinco pueblos en la constitución de los ayuntamientos el próximo sábado

J.V. MUÑOZ-LACUNAGuadalajara

También los secretarios municipales sufren las consecuencias del problema de la despoblación en las zonas rurales. El próximo sábado, 15 de junio, muchos de ellos deberán afrontar una jornada laboral interminable al tener que atender a varios municipios en la constitución de sus respectivos ayuntamientos, prácticamente lo mismo que vienen haciendo desde hace décadas los curas de pueblo en parroquias diseminadas.

Es el caso de Víctor Jiménez, secretario de varios ayuntamientos de la Sierra Norte de Guadalajara. Recién licenciado en Derecho, este funcionario de 25 años tendrá que prestar servicio a los pueblos de La Toba, Las Navas de Jadraque y Bustares. Y su caso no es el más penoso pues otros compañeros cubrirán hasta cinco pueblos en un solo día, durante la mañana y la tarde.

«Los pueblos pequeños apenas tienen recursos económicos y por eso no pueden tener un secretario de lunes a viernes y deciden agruparse para pagar entre todos a un funcionario como secretario», explica comprensivo Víctor, que se estrena en esta tarea. De cara al próximo sábado tendrá que organizarse para acudir al primer pueblo hacia las 10 de la mañana, desplazarse al segundo en hora y media y estar presente en el tercero a última hora de la mañana.

A toda prisa

«Habrá que constituir las nuevas corporaciones y organizar las tomas de posesión lo más rápido posible pero lamento que no voy a tener mucho tiempo para conocer a los alcaldes y concejales y tener una primera toma de contacto con ellos», aventura.

Su jornada laboral del sábado dedicará a viajar a La Toba, pueblo de 96 habitantes que gobernará Unidas Podemos; Las Navas de Jadraque, de tan sólo 28 vecinos, donde el alcalde será del PSOE, y Bustares, de 76 habitantes, donde también gobernarán los socialistas.

El caso de Víctor no es único. En esta misma provincia, cuatro secretarios deberán asistir el sábado a cinco plenos municipales distintos de otros tantos pueblos cada uno de ellos. El Servicio de Atención al Municipio de la Diputación Provincial de Guadalajara es el que ha tenido que recurrir a ellos para garantizar la constitución de estos ayuntamientos y cumplir así con la ley.