Israel estrena ministro gay

Amir Ohana. :: reuters/
Amir Ohana. :: reuters

Netanyahu nombra titular de Justicia a Amir Ohana, el primer político abiertamente homosexual que accede a este rango en la historia del país

P. MUÑOZ

Amir Ohana se ha convertido en la primera persona abiertamente homosexual que accede al rango ministerial en la historia de Israel, un Estado pionero en la defensa de los derechos de gais y lesbianas, aunque la homosexualidad siga siendo un tabú en algunos medios religiosos, socios clave del Gobierno de Benjamin Netanyahu. El primer ministro le acaba de dar entrada en su Gabinete asignándole la cartera de Justicia. Diputado del Likud, fue descrito en el comunicado oficial que anunció su designación como «un jurista que conoce perfectamente el sistema judicial» del país.

El nombramiento de Ohana se dio a conocer en vísperas de la decimoctava edición de la marcha del Orgullo Gay, que se desarrolló el jueves por la noche en Jerusalén bajo una fuerte vigilancia policial. Unas diez mil personas, algo menos que en anteriores ediciones, recorrieron las calles de la ciudad protegidas por 2.500 policías, que efectuaron medio centenar de detenciones. En el ambiente flotaba el recuerdo del asesinato de una adolescente de 16 años en la marcha de hace cuatro años, apuñalada por un judío ultraortodoxo que hirió también a otras cinco personas. El jueves, los asistentes a la marcha rindieron homenaje a la joven víctima de la intolerancia religiosa depositando ramos de flores ante su retrato.

La marcha del Orgullo Gay en Jerusalén genera habitualmente tensiones entre activistas LGTB y grupos religiosos, generalmente liderados por el ultraderechista Lehava, a los que el Estado nuevamente concedió un espacio acotado en las inmediaciones del recorrido del desfile para que manifiesten su descontento.

Diputado del Likud, se valora su «alto conocimiento del sistema judicial del país»

Pasquines extremistas

En las horas previas a la movilización del colectivo LGTB, y tras recibir múltiples reclamaciones, la alcaldía de la ciudad santa ordenó retirar los carteles homófobos desplegados por una organización religiosa que instaba a tener «coraje para ser normal», tras pronunciarse en defensa de una familia que «surge de un padre y una madre». El grupo extremista responsable de poblar las calles con estas consignas es Hazón, que dice trabajar para «reforzar valores judíos tradicionales».

En el pasado, este mismo organismo ha llevado a cabo campañas similares en contra de parejas de distintas religiones y de enfoques reformistas del judaísmo. Hagar Achdut, encargada del área de publicidad de la Alcaldía, les acusó de dañar los sentimientos de «algunos de los residentes» en Jerusalén. Sin embargo, Hazón apeló la decisión de retirar sus pasquines ante el Tribunal Superior de Justicia, con el argumento de que su mensaje sólo pretende «defender los valores básicos de la familia». A su juicio, es la Administración local quien ataca los sentimientos de la ciudadanía al permitir que ondee la bandera con los colores del arcoiris.La Corte de Justicia no sólo rechazó la demanda de los ultraortodoxos, sino que además impuso a los responsables de Hazón una multa de 700 dólares.