Guionistas fuera de serie

Daniel Écija, Ramón Campos, Pau Freixas y Álex Pina/
Daniel Écija, Ramón Campos, Pau Freixas y Álex Pina

Los autores españoles interesan en todo el mundo. El mercado americano ya trabaja en la adaptación de títulos como 'Gran Hotel', 'La Embajada' y 'Estoy vivo'. «Tenemos que tener la autoestima muy alta, somos creadores europeos muy respetados», dice Daniel Écija

MIKEL LABASTIDA

Igual que celebramos cuando un jugador español recala en Los Angeles Lakers o en los Chicago Bulls, también debería ser motivo de orgullo que una de las principales plataformas audiovisuales del mundo contrate en exclusiva a un guionista nacional o que una cadena americana se interese por la idea de otro. Porque fichar por Netflix o formar parte del universo de emisoras como ABC o FOX viene a ser como entrar en la NBA de las series, salvando las distancias y los centímetros. Y, posiblemente, los ceros.

El interés del mercado estadounidense da muestra del buen momento por el que atraviesan las ficciones patrias y sus creadores. En estos momentos la CBS prepara el piloto de su versión de 'Estoy vivo'. La ABC tiene pendiente de estreno su adaptación de 'Gran Hotel' (se espera que se vea en febrero) y ha encargado a la creadora de títulos como 'The L Word' que traslade a Norteamérica la acción de 'La embajada', que aquí vimos en Antena 3. Por su parte Paramount Network ha comprado los derechos de 'Sé quién eres' para hacer lo propio. «El mercado español ha demostrado que puede viajar a todos los lugares del mundo, con series como 'El internado' que se adaptó en Rusia o 'Un paso adelante', que fue un fenómeno en Francia, por citar dos de las nuestras. Los americanos ya estaban tardando en mirar a productores que estamos globalizados. Los que se cerraban eran ellos. Deberíamos mirar al mercado americano con menos complejo, porque lo único que hay que admirar es su capacidad para comunicarse y publicitar, pero no creo que el talento de aquel país sea mayor. Debemos tener la autoestima muy alta, somos creadores europeos muy respetados».

Quien habla es Daniel Écija, uno de los autores más venerados del panorama audiovisual nacional. Atrás quedan en su currículum auténticos bombazos como 'Periodistas', 'Médico de familia' o 'Los Serrano'. Esta última, sin ir más lejos, logró versiones en Italia, Serbia, Grecia, República Checa y Turquía. Las ficciones españolas han gozado siempre de muy buena recepción en todo el mundo. 'El secreto de Puente Viejo' ha conquistado a los italianos y los ingleses se unieron con gusto a la marea amarilla de 'Vis a vis' (fue la primera producción española emitida en abierto en Reino Unido y la BBC planea versionarla). Y los americanos han terminado por claudicar.

«Antes al guionista se le escuchaba muy poco y hoy es el que tiene la batuta de las series»

«Nadie parecía haber caído en el poder inmenso del idioma; ahora todo empieza a cambiar»

Bien lo sabe Pau Freixas. A su puerta ha tocado varias veces la tele yanqui. «Hace ilusión ver una versión de 'tu niño' en el mercado audiovisual más potente del mundo. Si funciona su versión, tu relato -porque es tu relato, no tu serie- tendrá un viaje más largo y eso siempre mola. Cuando en su día nos adaptaron 'Pulseras Rojas' (que creó junto a Albert Espinosa) o 'Los misterios de Laura' (fue coproductor ejecutivo) tuvimos la sensación de que nos habían fichado los referentes del audiovisual. Ahora todo se relativiza mucho. La llegada de plataformas y otros factores lo han cambiado todo. Es positivo, amplía el modelo de negocio, pero el impacto ya no es bestial», explica este autor que aguarda para ver si la historia de Juan Elías cruza el charco. «No estoy al día del proceso de avance. Sé que habían puesto a un guionista y a un productor ejecutivo y estaban en esta fase. Esos procesos siempre parece que tardan la vida. Nosotros vendemos el formato y los guiones y con eso cada país crea su adaptación por su cuenta. En alguna ocasión hemos hecho reuniones por videoconferencia. Luego con esa información hacen lo que quieran, si la quieren usar la usan», explica.

El peso de la población latina

«Las series españolas viajan muy bien porque están bien construidas y producidas. Y el peso de la población latina cada vez es más importante», confirma Écija, que pone en valor el buen momento por el que pasan los guionistas en España. «Cuando empecé en los 90 había muy pocos. En la empresa que fundé, Globomedia, fue una prioridad y de hecho algunos de mis compañeros acabaron transformándose en los máximos responsables de series actuales», explica. Es el caso de Álex Pina, guionista de, entre otras, 'Los hombres de Paco', 'El barco' y recientemente de 'La casa de papel'. El éxito de esta serie en cualquier país donde está disponible hizo que Netflix se fijase en él y lo llamase a sus filas para trabajar con ellos en exclusiva y crear productos con una proyección de 190 países. «Es algo que no conocíamos hasta ahora y es que realmente solo hay cuatro creativos en el mundo que hayan cerrado un acuerdo así con la plataforma. Estamos muy satisfechos por todo lo que supone, por libertad, estabilidad y penetración», indica.

Él describe el cambio experimentado por los escritores locales. «Los guionistas son los que tienen ahora las batutas de las series, es un proceso relativamente lógico pero que en muchos momentos de nuestra historia ha ido a la contra porque el guionista era un señor que escuchaba a sus productores y al que le escuchaban muy poco. Esto ha cambiado». Pina diseña la tercera temporada de la célebre ficción del atraco y prepara un nuevo proyecto, 'Sky rojo'. «Vivimos el mismo miedo, aunque es verdad que ahora tenemos una cierta confortabilidad económica y eso nos permite trabajar en mejores condiciones», cuenta.

«Todo el audiovisual español atraviesa un buen momento. Ahora mismo hay problemas para conseguir técnicos. Éramos una industria de tres cadenas, que hacía diez series al año. Ahora solo Movistar hace 13. Netflix, otras tantas. Y HBO y Amazon están llegando. Pero no se nos puede subir a la cabeza, porque en algún momento se recolocará todo», añade Ramón Campos, 'alma mater' de la productora Bambú, que ha vendido a la mismísima Eva Longoria los derechos de 'Gran Hotel' y 'La embajada'. «Seguimos escribiendo de una forma similar que cuando nuestra proyección era local, cambiando el concepto de las circunstancias políticas, sociales o de razas», apunta. «La llegada de Netflix a España (instalará en Madrid su primera central de producción en Europa) demuestra que en este país hay talento, pero necesitamos el favor del gobierno. Es una buena oportunidad de consolidar una industria, y sería importante que nuestros gobernantes nos pusieran en igualdad de condiciones a otros países», reivindica Daniel Écija.

«En Filmax tenemos contratados a un buen número de guionistas e intentamos que jueguen un rol cada vez más potente. Antes imagino que era más complicado. Queremos que nuestros guionistas acudan a los ensayos y se impliquen», cuenta Freixas, que se felicita de que cada vez haya más 'showrunners' en nuestro país. «Llevar la relación con la cadena es fundamental. Yo puedo estar en el set y comprometerme con los actores porque sé en qué nivel está el compromiso con la cadena», argumenta.

El público femenino

¿Qué han hecho bien los guionistas españoles para lograr esta respuesta? «En nuestro caso llegar a un público femenino sin menospreciarlo. La sensación era que este tipo de productos dirigidos a la audiencia femenina los menospreciaban incluso los productores que los hacían. Ha llamado la atención que desde España hiciésemos series de 'prime-time' herederas de las telenovelas pero con un estándar de producción muy alto», pormenoriza Campos, que señala el logro de 'Las chicas del cable' de enganchar a tres generaciones de mujeres -niñas, madres, abuelas-. «Esto nos permite conectar con una franja de público mayor», matiza. «El reto es tener personalidad, una imagen, ser diferente. Y tal vez lo hemos conseguido y por eso unos productores tan exigentes como los americanos se han fijado en nosotros», añade Écija. «Nadie parecía haberse dado cuenta del poder inmenso del idioma y ahora todo esto empieza a cambiar. Cuando 'La casa de papel', que está basada en un género eminentemente americano como es el atraco perfecto, la llevamos a ficción seriada con directrices latinas, emocionales y con una mirada de feminidad, de pronto cambia el objeto. Todo eso nos permite luchar», subraya Pina.

Y a nivel empresarial, ¿cómo repercute este nuevo panorama? Javier Pons, director general de Globomedia, aporta algunas pistas. «Es fundamental que mi marca se distribuya por todo el mundo y que se nos conozca como generadores de calidad, pero al mismo tiempo en mi análisis de los números anuales es muy importante la aportación de las ventas», afirma. «Nosotros estamos pensando en las series de 2019 y 2020 y nuestra distribuidora está explotando las series de años anteriores. 'Médico de familia' aún se sigue vendiendo», puntualiza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos