Tan fresco como siempre

Fotograma del anuncio 'El niño de la bicicleta', rodado en 1973 y recuperado ahora por la panificadora Hovis. :: R. C./
Fotograma del anuncio 'El niño de la bicicleta', rodado en 1973 y recuperado ahora por la panificadora Hovis. :: R. C.

Un anuncio grabado por Ridley Scott hace 46 años vuelve a emitirse por televisión

INÉS GALLASTEGUI

Tan bueno para ti hoy como ha sido siempre». Hovis, el fabricante de pan más antiguo de Reino Unido, reestrenó anoche un anuncio de 1973 en las cadenas nacionales. No se trata de una medida de ahorro, ni mucho menos. 'El niño de la bicicleta' fue uno de los primeros trabajos de Ridley Scott, un cineasta inglés entonces treintañero y desconocido que poco después daría la campanada con su segundo largometraje, 'Alien, el octavo pasajero'. El 'spot' fue elegido hace unas semanas como «el más entrañable e icónico» de la televisión británica. Ahora ha sido restaurado digitalmente para adecuarlo a los actuales estándares de calidad, pero los buenos, viejos valores que quiere transmitir a las nuevas generaciones son los mismos: «El trabajo duro, la familia y la fuerza de la comunidad».

Al director de 'Blade Runner' le bastan 48 segundos para contar una historia ambientada en la post-guerra. Con la voz en 'off' de un hombre mayor, muestra a un joven repartidor que pedalea al alba con su cesta llena de barras de pan en un pueblo aún dormido. En la empinada calle de adoquines, se baja para empujar la pesada carga con todas sus fuerzas. «Era como llevar el pan a la cima del mundo», recuerda la voz. Después baja rodando alegremente por la pendiente. Cuando llega a la panadería, cálida y hogareña, el bueno del patrón le ofrece su desayuno, una taza de té humeante y una rebanada de pan de germen de trigo para ayudarlo en las cuestas.

TODA UNA VIDA

Scott y las bicicletas

El propio Scott ha participado en la remasterización de la peliculita, con el respaldo del British Film Institute, que conserva más de 100.000 anuncios del último siglo y trabaja para mostrar los mejores al público en formato 4k. «'El chico de la bicicleta' es una mini-obra maestra, pero sus elementos originales estaban destrozados por el tiempo -ha explicado Robin Baker, director del archivo-. Gracias a las habilidades del equipo de conservación está completamente restaurado para que la disfruten las nuevas generaciones».

'El chico de la bicicleta' es el 'spot' más querido por los británicos

La banda sonora, la 'Sinfonía del nuevo mundo' de Anton Dvorak -que llegó a ser conocida en Reino Unido como «la música de Hovis»-, ha sido regrabada por la misma formación de 1973, la Banda de Música de Ashington Colliery, donde toca el nieto de uno de los músicos que interpretaron la primera versión.

El éxito del anuncio en los años setenta fue tal que convirtió en atracción turística el lugar en el que fue rodado, la escarpada calle Gold Hill de Shaftesbury, en el condado de Dorset, a unos 40 minutos del famoso crómlech de Stonehenge.

Una compañía innovadora

«Por todo el país estamos viendo un movimiento masivo que reivindica lo artesanal, los productos tradicionales hechos en Reino Unido, y este anuncio es uno de los ejemplos más icónicos de una marca que rinde homenaje a los lazos que nos unen como comunidad y como país, honrando la tradición pero mirando al futuro», ha dicho a los medios Jeremy Gibson, director de marketing de Hovis, que facturó 470 millones de libras (530 millones de euros) en 2017.

La restauración de 'El niño de la bicicleta' forma parte de la estrategia de una compañía que durante más de cien años dominó el sector del pan inglés -lo que aquí conocemos como pan de molde- y ahora lucha por recuperar el liderazgo, en medio de una tendencia de continuado descenso del consumo de este alimento: cada británico come 33 kilos al año de media, una cifra similar a la de España y muy inferior a la media europea, que está en 50.

El origen de la firma se remonta a 1887, cuando su fundador, Richard Smith, patentó un proceso de molienda que evitaba que el germen pusiera rancia la harina, para después añadir de nuevo ese componente, rico en proteínas, vitaminas y minerales. Su primer producto estrella fue un pan de molde moreno con el logo en los laterales y en 1954 lo comercializó por primera vez envasado y en rebanadas. Por cierto, el nombre se eligió en 1890 en un concurso con 25 libras para el ganador -un acrónimo del latín 'Hominis Vis', la fuerza del hombre-, prueba del carácter innovador de su estrategia publicitaria desde sus inicios.

Sir Ridley Scott está pletórico con la segunda vida de su criatura, que ya ha cumplido 46 años. «Me encanta que esta historia esté cerca del corazón de la nación -afirma-. Recuerdo el proceso de filmación como si fuera ayer».

A Carl Barlow, el actor protagonista, que hoy peina canas, le emociona verse de nuevo en la tele. «Este anuncio y Hovis han sido una parte enorme de mi vida», confiesa el 'chico de la bici'.

Ridley Scott (South Shields, Reino Unido, 1937) rodó su primer cortometraje, titulado 'Chico y bicicleta', en 1965, y durante un tiempo trabajó haciendo series para la BBC. En 1973 el anuncio 'El chico de la bicicleta' para Hovis supuso un lanzamiento de su carrera y en 1977 estrenó su primer largometraje, 'Los duelistas'.

Oscars como director ha obtenido en su carrera, por 'Thelma y Louise', 'Gladiator' y 'Black Hawk derribado'. 'The Martian' fue elegida mejor película en 2015.