Una manifestación reclama al Gobierno que garantice las lenguas clásicas

Protesta frente al Ministerio de Educación en Madrid. / Ángel Díaz (Efe)

Profesores, padres y alumnos piden ante el Ministerio de Educación que estas asignaturas se sigan impartiendo en ESO y Bachillerato

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Medio centenar de personas se manifestaron ayer ante la sede del Ministerio de Educación en Madrid para reclamar que los programas de ESO y de Bachillerato sigan incluyendo las lenguas clásicas. Convocados por asociaciones de profesores, padres y alumnos, los asistentes protestaron contra la reducción de las lenguas clásicas en las aulas y por el mantenimiento de estas asignaturas en el Bachillerato de Humanidades.

La Lomce ha mantenido prácticamente sin cambios el número de horas de latín y ha reducido las de griego, aunque en la práctica, los centros educativos han disminuido su oferta, de manera que desde la Sociedad Española de Estudios Clásicos denuncian que parte del profesorado ha sido destinada a dar clases de Lengua Española o incluso de otras asignaturas con ninguna relación con las lenguas clásicas como Informática.

«Sin latín y griego, mucho más borregos», «el griego de Platón y el latín de Cicerón» o «conócete a ti mismo, dice el aforismo» fueron algunas de las consignas que corearon los asistentes a la concentración. Algunos de ellos portaban pancartas con palabras griegas y latinas y su significado en español, con la idea de mostrar los vínculos culturales entre todas estas lenguas. El profesor de Griego en la Universidad de Valladolid Juan Signes leyó un manifiesto en el que destacó que los idiomas clásicos sirven «para establecer puentes entre culturas aparentemente distantes, para crear sociedades críticas, para evitar, quizás, guerras. Y eso es muy rentable. Únicamente falta todavía quien lo cuantifique».

Por su parte, Jesús de la Villa, profesor del Departamento de Filología Clásica de la Universidad Autónoma de Madrid, recordó que «la lengua de los griegos y romanos, sus literaturas y sus culturas» se encuentran en la base del «entendimiento entre todos los pueblos de Europa».

Los participantes subrayaron la idea de que la concentración no se había convocado contra el Ministerio de Educación. Pidieron, eso sí, una entrevista con la ministra Isabel Celaá para transmitirle sus inquietudes.

Al acto acudió también el poeta y exsecretario de Estado de Cultura Luis Alberto de Cuenca y los organizadores leyeron una nota enviada por la escritora italiana Andrea Marcolongo, autora del libro 'La lengua de los dioses', un 'best-seller' internacional sobre la importancia del griego.

 

Fotos

Vídeos