Un encierro de cabestros más que de toros

Cuarto encierro de golpes protagonizado por los Jandilla./
Cuarto encierro de golpes protagonizado por los Jandilla.

La carrera de los Jandilla deja tres trasladados al hospital, todos por contusiones

PABLO OJERPamplona

El encierro visto hoy en las calles de Pamplona evidencia lo impredecible de esta carrera, que es una de las razones por las que cada mañana millones de espectadores se sientan frente al televisor.

Hoy corrían los afamados Jandilla, una ganadería que tiene el récord de cogidos en un solo encierro, 8, y cuenta con una de las medias más altas de cogidos. También hoy se cumplía el décimo aniversario del fallecimiento del último corredor en los encierros de San Fermín, Daniel Gimeno, que fue cogido también por un Jandilla.

Sin embargo, en la carrera de hoy casi ni se les ha visto a los toros. Desde el primer momento, los cabestros han cogido la dirección de la carrera y la han realizado siempre al frente y sin que ninguno de los seis toros hiciera nada por romper el grupo. De hecho, ni tan siquiera ha habido ocasión de que los mozos se pusieran frente a las astas de los toros, sino que se han tenido que conformar con verlas de lado porque no había hueco para colocarse delante.

Tampoco los toros han hecho ningún intento de separarse de los cabestros en los 850 metros que tiene el recorrido. Tan sólo al final de la carrera, en el tramo de Telefónica, uno toro se ha tropezado y se ha quedado muy ligeramente rezagado. Así, todos los animales han entrado prácticamente juntos a la plaza de toros. Y casi habrían batido el récord de velocidad si uno de ellos no se hubiera distraído ligeramente.

Y de una carrera rápida y sin embestidas, solo pueden salir heridos por contusiones. En el de hoy, concretamente ha habido tres traslados al Complejo Hospitalario de Navarra. El más leve, que inicialmente se iba a trasladar al ambulatorio del Doctor San Martín, es A.D.M, de 30 y natural de Valencia. Presenta un traumatismo en el tobillo izquierdo. El francés M.L., de 24 años, sufre una contusión en la pelvis. Su pronóstico es reservado porque está a la espera de que se le practiquen las pruebas pertinentes para asegurar que no tiene ninguna dolencia interna. Finalmente, desde la plaza de toros ha sido trasladado el navarro S.S.E., natural de Allo y de 33 años que presenta una contusión cervical. A este mozo también se le están practicando pruebas porque ha llegado a perder el conocimiento, aunque posteriormente lo ha recuperado.

Habrá que ver el rendimiento de los toros de Jandilla, ya sin los cabestros, en la corrida de esta tarde, una de las más esperadas de la Feria del Toro con la participación de los toreros Roca Rey, Diego Urdiales y Sebastián Castella.

Duración de los encierros de San Fermín en 2019

Heridos durante los encierros de San Fermín

Más información