«El crecimiento pasa por abordar otro tipo de lenguajes»

Enrique Gato cuenta con siete premios Goya. :: juan lázaro/
Enrique Gato cuenta con siete premios Goya. :: juan lázaro

J. VÁZQUEZ

Como director de 'Atrapa la bandera' y las dos entregas de Tadeo Jones-, esto es, junto a 'Planet 51' tres de las cuatro cintas más taquilleras de la animación española- y como ganador de siete premios Goya, Enrique Gato (Valladolid, 1977) parece una voz autorizada en esta industria.

- Todos los datos apuntan a que la animación en España se encuentra en un momento dulce.

- Es evidente que el sector está creciendo de forma bastante espectacular en número de producciones y, sobre todo, creo que lo verdaderamente positivo es el hecho de que se está profesionalizando mucho. Ya no somos un montón de locos con el cuchillo entre los dientes, sino que empieza a haber unos cimientos más sólidos y un montón de profesionales que saben cómo funciona esto. Además, hemos conseguido internacionalizar lo que hacemos. Para rentabilizar proyectos caros debemos pensar en productos que se puedan estrenar en cualquier parte del mundo, y también contar con financiación extranjera, no solo nacional.

- Esto solo es posible si se realizan trabajos de calidad, ¿no?

- Queremos demostrar que de verdad apostamos por una animación de calidad en España. Cada vez hay una base mayor de profesionales que vamos necesitando porque hay proyectos de muy alta escala que requieren gente muy preparada.

- Tener éxito con todas las cintas debe resultar muy satisfactorio...

- Hombre, abismal. Lógicamente, trabajas por que sucedan cosas parecidas, pero nunca sabes al cien por cien cómo va a salir. Cada vez cuesta más meter a la gente en una sala de cine y lo peor que te puede pasar es que quien ha pagado una entrada salga con la sensación de que no ha merecido la pena. A eso vamos; queremos que la gente vea que le merece la pena ir al cine.

- ¿Cuál es la clave para que una película de animación supere a las de imagen real?

- Es difícil decirlo. El cine familiar cada vez tiene más fuerza. Fue Pixar la que dio con la clave al entender que el cine de animación no es solo para críos, que hay que pensar en toda la gente, críos con padres. Esa vocación universal hace que tenga la fuerza que tiene. Creo que es un lenguaje que va a tirar de la taquilla muchos años, pero también creo que empieza a necesitar una evolución hacia otros lenguajes; no solo el familiar de aventuras, sino que se empiecen a abordar otro tipo de géneros. La vía de crecimiento tiene que ser en diversidad.

- Últimamente se han producido largometrajes de animación enfocados al público adulto...

- Pero todavía poquitos. Es una brecha que hacía falta forjar, pero es preciso que sigan aumentando todo tipo de producciones para dar más estabilidad a los estudios, que no haya este efecto acordeón de crecer mucho para desarrollar las películas y decrecer en los impases entre una película y la siguiente.

- ¿Se plantea usted realizar animación para adultos?

- No, porque estoy especialmente cómodo en el cine de animación familiar. Es lo que consumo y más me gusta. A priori, no.

- ¿Y del videojuego se ha olvidado ya?

- ¡Qué va!, al revés; estoy con muchas ganas. Al fin y al cabo, yo vengo de ese sector, que ha cambiado de forma radical. Me apetece mucho y estamos buscando la forma de implantar una división de intereactivo en nuestro estudio, Lightbox.

- ¿Puede decir a los fans de Tadeo para cuándo la tercera entrega?

- Estamos arrancando con ella. Pienso que se estrenará en tres años, para el verano de 2021.