Tres pioneros en medir el aumento del nivel del mar provocado por el cambio climático, premio Fundación BBVA

El oceanógrafo australiano John Church, la geofísica francesa Anny Cazenave, y el meteorólogo inglés Jonathan Gregory./R.C.
El oceanógrafo australiano John Church, la geofísica francesa Anny Cazenave, y el meteorólogo inglés Jonathan Gregory. / R.C.

La geofísica francesa Anny Cazenave, el oceanógrafo australiano John Church y el meteorólogo inglés Jonathan Gregory han sido los galardonados

Elena Martin Lopez
ELENA MARTIN LOPEZMadrid

El mar contraataca. Parece el título de la secuela de 'Aquaman', pero este escenario, digno de la ciencia ficción, no está tan lejos de hacerse realidad. El aumento del nivel del mar es una de las mayores amenazas del cambio climático y, como consecuencia, también supone un gran riesgo para la sociedad. Así lo creen y lo constatan con sus estudios la geofísica francesa Anny Cazenave, el oceanógrafo australiano John Church y el meteorólogo inglés Jonathan Gregory, los galardonados de la undécima edición de los premios Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento, en la categoría de Cambio Climático.

Estos tres investigadores han sido pioneros en integrar sus observaciones a través de satélites, con las medidas obtenidas 'in situ' y las innovaciones en modelos numéricos, logrando resultados precisos y consistentes que prueban el aumento del nivel del mar a escala mundial. Su trabajo ha demostrado que el ritmo al que se produce este incremento se está acelerando. Hace 20.000 años –muy poco tiempo en la escala geológica-, el nivel del mar era 120 metros inferior al actual, y en los últimos 5.000 años ha subido dos metros. «En la época preindustrial, el nivel del mar aumentaba unos 0,2 mm al año. El incremento anual de la última década es de 3 mm anuales», ha expresado Church.

«El nivel del mar va a seguir creciendo, pero podemos influir sobre cuánto subirá y cómo de rápido ocurrirá» Jonathan Gregory

Si no se reducen las emisiones de efecto invernadero a la atmósfera, los científicos calculan que la subida media del nivel del mar podría ser un metro mayor a finales de este siglo, una amenaza para unos 100 millones de personas que viven en zonas costeras. Cazenave recuerda que el océano no aumenta de forma uniforme, por lo que algunas zonas se verán más comprometidas que otras.

En el caso de España, Santa Cruz de Tenerife, a tan solo un metro de altitud -según datos del Instituto Geográfico Nacional- podría desaparecer del mapa, junto a gran parte de Alicante (5 m), Bilbao (6 m), Santander (6 m) y Las Palmas (6 m).

«Llevar a cabo iniciativas y ser proactivos»

Las causas del aumento están provocadas, principalmente, por la expansión térmica del océano y el deshielo de los polos, provocados por el calentamiento global. A ello contribuye fuertemente la acción humana, considerado el mayor factor del crecimiento del nivel del mar.

Los tres científicos coinciden en que es necesario que la comunidad internacional adopte medidas urgentes y eficaces para reducir la amenaza y su potencial impacto. «No estamos haciendo suficiente para combatir el cambio climático», ha dicho Cazenave, «tenemos que cambiar el modelo de nuestra sociedad y nuestro modo de vivir para consumir menos combustibles fósiles», ha añadido.

Por su parte, Church ha destacado, al ser preguntado por sus impresiones tras conocerse ganador, que «este premio reconoce que es vital llevar a cabo iniciativas y ser proactivos para mitigar los problemas del cambio climático y evitar peores escenarios».

¿Qué se puede esperar? «Lo que ha ocurrido en el pasado no es una réplica de lo que va a ocurrir, no hay ciencia capaz de predecir el futuro con exactitud, pero estos datos ayudan a comprender mejor a qué nos enfrentamos para tratar de evitarlo», ha dicho Gregory. «El nivel del mar va a seguir creciendo, pero podemos influir sobre cuánto subirá y cómo de rápido ocurrirá», ha añadido.

Premiados y jueces

Anny Cazenave es directora de Ciencias de la Tierra en el Instituto Internacional de Ciencias Espaciales, en Berna (Suiza), y científica emérita en el Laboratorio de Estudios de Geofísica y Oceanografía Espacial de la agencia espacial francesa, CNES. John Church es catedrático de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Sidney (Australia) y gran parte de su carrera ha estado vinculada a la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth. Jonathan Gregory es catedrático del Departamento de Meteorología la Universidad de Reading (Reino Unido), y científico sénior del Centro Nacional de Ciencia Atmosférica.

El jurado de esta categoría ha estado presidido por Bjorn Stevens, director del Instituto Max Planck de Meteorología (Hamburgo, Alemania), y ha contado con Carlos M. Duarte, titular de la Cátedra Tarek Ahmed Juffali en Ecología del Mar Rojo en la Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdalá (Thuwal, Arabia Saudí), como secretario.