¡Balón de rugby va!

Un balón de rugby vuela hacia un niño, y un hombre es capaz de evitar que le dé directamente al pequeño de una manera inusua.