ARTISTA Y ESCRITOR

Dedicado a su padre

Dedicado a su padre

George, que dedicó a su padre el libro 'El rescate, su negocio, el Clyde, su vida', se formó como escultor: «Me animaron a ir al extranjero, pero decidí quedarme y ser maestro, así practicaba remo y le ayudaba. No me arrepiento. Entre 1973 y 2015, exhibí una vez al año, recaudando miles de libras para una ONG, pero eso se acabó y mis esculturas yacen en el cobertizo. Recojo chatarra, también del río, y la uso. Es un alivio esculpir tras un duro día en el agua».