ReGen Villages, el primer pueblo autosuficiente

ReGen Villages./
ReGen Villages.

En Holanda se proyecta el primer pueblo capaz de autoabastecerse generando su propia energía limpia y cultivando sus alimentos

ÁLVARO ROMEROMADRID

El proyecto ReGen Villages se convertirá en realidad en la localidad holandesa de Almere a menos de media hora en coche de la capital, Amsterdam. Será el primer pueblo capaz de autoabastecerse y generar su propia energía limpia. Viviendas que hacen las veces de invernadero y son capaces de producir alimentos y energía.

El pueblo del futuro, así se podría denominar ReGen Villages, diseñado por el estudio de arquitectura danés Effekt y que pretende ser un ejemplo a seguir de cara al futuro. Creado para reducir el impacto medioambiental y la gestión de residuos y basuras.

El proyecto comenzará a construirse este mismo año y pretenden que esté acabado para el año 2017. Un total de 25 viviendas completarán la primera fase de ReGen Villages, que podría verse ampliado en el futuro si los resultados son los esperados. Un pequeño pueblo inteligente que gestiona el suministro de agua y se autoabastece con lo necesario.

Las viviendas presentan una belleza singular, parecen transparentes, acristaladas y con huertos verticales en sus muros guardan una perfecta armonía con el entorno y la naturaleza. Los paneles solares tampoco pueden faltar. El pueblo se completa con las torres de almacenaje de agua, granjas de animales, zonas de recreo y un aparcamiento para vehículos eléctricos.

La idea principal de Effekt es aprovechar todas las ventajas que aporta la tecnología y la ciencia aplicándolas al respeto al medio ambiente, el autoabastecimiento y la producción de alimentos, tratando de conseguir el mayor confort, respetando a su vez la vida moderna.

En 2050 se prevé que la población aumente hasta los 10.000 millones de habitantes, lo que requiere la urgente necesidad de regenerar la vivienda y buscar soluciones. El desarrollo de las comunidades será básico, el agua pasará a ser un bien cada vez más valorado y junto a ella las escasas tierras cultivables. Con estas edificaciones además de sostenibilidad se consigue aunar todo lo necesario en una sola vivienda, reduciendo las emisiones de CO2 a la atmósfera, la deforestación y el derroche de agua y alimentos.

Los materiales que se emplearán para hacer realidad el proyecto proceden de bosques sostenibles cuya tala está controlada y no es indiscriminada. Los hogares contarán con toda la tecnología necesaria para aprovechar al máximo la energía, sobre todo por el día. Además, uno de los detalles más sorprendentes será la incorporación de un circuito cerrado que permitirá que los desechos orgánicos de sus habitantes se conviertan en biogás y en alimento para los animales.

Todos los residuos y excrementos susceptibles de ser aprovechados lo serán, esta es la filosofía de ReGen Villages. Los creadores del proyecto pretenden probar el funcionamiento del mismo y sacar conclusiones, una experiencia piloto que pretenden que sirva de cara al futuro, no solo en Europa, también en otras partes del mundo.