¡Haz click* y cocina sano!

María Corbacho. /
María Corbacho.

La blogera María Corbacho, que pasó de la talla 48 a la 36 tras perder 50 kilos en dos años, aborda con más detenimiento el mundo de la alimentación en su segundo libro

GLORIA SALGADOMadrid

Un inocente comentario le cambió la vida a María Corbacho (Zaragoza, 1991). Pasó de la talla 48 a la 36 tras perder 50 kilos en dos años. Una transformación que le llevó a crear el exitoso blog '1 reflejo en el espejo', con el que ayuda a muchos jóvenes a superar sus problemas alimenticios. Una generosidad que empujó a esta jovencita a escribir 'Haz click y vive sano' (Hércules Ediciones), un manual que no contiene fórmulas milagrosas, pero sí las claves para vivir mejor, y que ha cautivado a miles de lectores. Ahora, como reclamaban por sus seguidores, aborda con más detenimiento el mundo de la cocina sana en su segundo libro, ¡Haz click* y cocina sano! (Hércules Ediciones).

Corbacho ha confeccionado un manual de recetas saludables -también aptas para vegetarianos y veganos- con el que nos enseña a cocinar platos sanos, pero también divertidos y originales. En el libro, con la motivación como columna vertebral, desmonta mitos tan extendidos como que los batidos de frutas son buenísimos. "Hay algunos que te desintoxican por el efecto laxante, no porque sean saludables", asegura antes de aclarar que se debe saber combinar las piezas. Además, asegura que un alimento integral es más sano que el blanco, pero "no tiene menos calorías porque es más alto en fibra".

Los edulcorantes merecen mención aparte. El azúcar de caña se suele confundir con el azúcar moreno que suelen vender en los supermercados, que es blanca pintada con melaza. Los edulcorantes mejor comprarlos ecólogicos, como la estevia, que está tan de moda, o el azúcar de abedul. Aunque, avisa, que muchas veces nos venden como estevia algo que no es, por eso es tan importante leer las etiquetas de los productos.

Ahora se encuentra inmersa en el estudio de los superalimentos, por el efecto beneficioso que tienen en el cuerpo, como la semilla de chía -con la que se muestra entusiasmada- o la de cáñamo. "El problema es que las marcas están inflando los precios y a la gente le tira para atrás".

Aunque es un libro de recetas, vamos a encontrar muchas más cosas: los fundamentos de la vida sana, cuadros nutricionales, trucos para combatir la tan temida ansiedad, plannings para que organicemos nuestros propios menús semanales o consejos para hacer la lista de la compra ideal.

 

Fotos

Vídeos