La industria del videojuego en España amortigua su caída

La facturación del sector desciente un 7,2% con respecto a 2012 pero Adese confía en que a lo largo de este año la tendencia cambie

IKER CORTÉSMADRID
Videjuego "GTA San Andreas". / Archivo/
Videjuego "GTA San Andreas". / Archivo

Continúa descendiendo, pero la caída del sector de los videojuegos en España es cada vez menos pronunciada. Ese es, al menos, el mensaje que ayer trasladó la Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (Adese) en su balance económico anual. Un informe que señala que en 2013 la industria generó en nuestro país 762 millones, un 7,3% menos que en 2012, año en el que solo el canal físico las ventas de juegos en caja, consolas y periféricos y accesorios, dio lugar a un volumen de negocio de 822 millones, cifra que ya supuso un descenso del 16% con respecto a 2011.

«Si bien es un volumen de consumo menor, el sector ha conseguido amortiguar la caída respecto de los dos últimos años anteriores en casi la mitad. Además, las cifras siguen situando a nuestro país como uno de los cuatro principales mercados europeos en términos de consumo», apuntan desde la asociación. Lo hacen antes de volver a insistir y ya son varios años en que la del videojuego se ha consolidado es la primera industria de ocio audiovisual e interactivo, por encima de la cinematográfica y de la musical.

El Balance económico de la industria española del videojuego 2013 desglosa las cuentas por segmentos de negocio. En el caso de la venta de videojuegos, el pasado año se pusieron en circulación 10,8 millones de unidades, un 15% menos, que generaron 401 millones, lo que supone una caída del 6% con respecto a 2012. Desde Adese destacan «el descenso de consumo de los juegos de PC», una tendiencia que puede tener mucho que ver con que en el ordenador el canal digital, del que la asociación tendrá parte de los datos los de sus socios en unas semanas, se está imponiendo gracias a plataformas como Steam y Origin.

En lo que respecta al apartado de hardware, se vendieron 1,17 millones de consolas, un 21% menos que en 2012, que permitió facturar 275 millones, un 8%menos. En este punto son las consolas portátiles las que perdieron la partida, pues se vendieron un 33% menos que el pasado año, «algo estrechamente relacionado con el catálogo de producto del pasado año», aseguran desde la asociación. Pese a todo, la venta de juegos de la Nintendo 3DS se incrementó en un 45%. Entre los juegos más vendidos destacan títulos como Grand Theft Auto V, Fifa 14 y Call of Duty: Ghosts, los tres en sus versiones para PlayStation 3. Y es que en relación al software físico, es la consola de Sony la que lidera las ventas, seguida de Wii, 3DS y Xbox 360.

Finalmente, la venta de periféricos y accesorios también bajaron. En 2013 se pusieron en circulación 4,44 millones de unidades, un 12% menos con respecto a 2012, lo que generó un valor de 86 millones, un 11%menos. Los resultados que presentó Adese tienen su lógica. El año pasado fue un año de transición, con una Wii U tratando de asentarse en el mercado fue lanzada en noviembre de 2012 y unas PlayStation 4 y Xbox One recien llegadas se lanzaron en noviembre del pasado año, de tal forma que «la renovación del parque de consolas aun no ha tenido incidencia en el mercado», explica Adese.

La asociación entiende que «a lo largo de 2014» la tendencia cambiará debido a las dos nuevas máquinas y a unas previsiones económicas algo más halagüeñas.