Así es la asociación que se reunió con Toni Cantó

Feder.gen nació hace menos de un año, se financia a través de un número de socios desconocidos y no aconseja a las maltratadas que denuncien

D. VALERAMADRID
El diputado de UPyD, Toni Cantó. / EFE/
El diputado de UPyD, Toni Cantó. / EFE

Toni Cantó ha protagonizado la polémica de las semana por dar credibilidad a los bulos de la Federación de Afectados por las Leyes de Género (Feder.gen) sobre el elevado número de denuncias falsas por violencia de género e incluso el supuesto negocio para el Gobierno de estas denuncias con las que haría caja por las subvenciones. Unas cifras y datos desmentidos posteriormente por órganos oficiales (Consejo General del Poder Judicia, Gobierno...). Pero ¿qué es Feder.gen?

Esta federación nació hace menos de un año para coordinar a otras diez asociaciones locales de 'Víctimas de la ley de Violencia de Género'. La mayoría de ellas tienen dos o tres años. En cualquier caso todas son posteriores a la aprobación de la normativa. Somos varias asociaciones que surgimos espontáneamente y nos unificamos al detectar casos de injusticia con la ley, ha asegurado Inma Ocaña, presidenta de Feder.gen.

No esconden que su objetivo es la derogación de la actual normativa. Pese a la críticas y las acusaciones de machismo no se inmutan. Cada uno es libre de poner las etiquetas que quiera, afirma Ocaña. Desde esta asociación mantienen la veracidad de sus datos e ignoran las estadísticas oficiales que ya han demostrado su falsedad. Su presidenta ha explicado que la fuente de sus datos son el INE o el BOE, pero principalmente informaciones recogidas de la prensa, donde contabilizan todos los fallecidos que encuentran sean hombres o mujeres. También citan estudios inconcretos como fuente de información a los que otorgan más credibilidad que a las estadísticas ofrecidas por organismos oficiales como la Fiscalía General del Estado, que cifró las denuncias falsas en el 0,0096%.

Pero Feder.gen tiene varios puntos negros. Aseguran que representan a una gran cantidad de afectados, pero su presidenta fue incapaz de ofrecer ninguna cifra a este periódico. No reciben ningún tipo de subvención y su financiación depende exclusivamente de su número desconocido de socios.

La asociación aseguran que no niegan la realidad de la violencia de género. Sin embargo, es más que significativo el procedimiento de la federación en caso de recibir una llamada de una mujer maltratada. La acompañamos al médico si hace falta o a una asociación de mujeres, asegura Ocaña. Pero ¿le animan a denunciar? Nosotros no les decimos que denuncien o que no denuncien. Para eso están los profesionales, explica su presidenta.