España reducirá las embajadas de Yemen y Zimbabue a la «mínima expresión»

A partir del 1 de enero, ambas legaciones contarán exclusivamente con un único diplomático

EFEMADRID
El subsecretario del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Rafael Mendívil./ Efe/
El subsecretario del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Rafael Mendívil./ Efe

El subsecretario de Asuntos Exteriores, Rafael Mendívil, ha asegurado que España no cerrará ninguna de sus embajadas, aunque sí reducirá dos a la "mínima expresión" y clausurará cuatro consulados para abrir uno en China y otro en India. "Cerrar una embajada es una cosa compleja y puede mandar un mensaje equivocado", ha dicho Mendívil, ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados, donde ha comparecido para informar de los presupuestos previstos para su departamento para el próximo año.

Ha explicado que, a partir del 1 de enero, las embajadas de Yemen y Zimbabue quedarán reducidas a la "mínima expresión" y contarán exclusivamente con un diplomático en representación de España. En Yemen, este diplomático trabajará en dependencias de la Unión Europea, contará con una secretaria, probablemente local, y aún está por determinar si contará con apoyo de seguridad, dada la "comprometida" situación del país. El proceso será similar en Zimbabue, aunque el diplomático español seguirá en los edificios actuales de la embajada, ya que son propiedad del Ministerio y se quiere evitar el riesgo de que sean objeto de "ocupaciones no deseadas".

Respecto al cierre de los cuatro consulados, Mendívil no ha querido dar el nombre de ninguno de ellos, para no "alarmar" ni a sus trabajadores ni a los países afectados, ha dicho. Con estas decisiones, ha señalado, se está intentando ajustar los medios que hay para lograr una mayor eficiencia. "No se trata de adelgazar por adelgazar", ha subrayado Mendívil, quien ha asegurado que el funcionamiento de ninguno de los servicios españoles de acción exterior se ha visto afectado por los recortes presupuestarios ni ha suscitado quejas de ningún sector.

La Subsecretaría de Exteriores contará el próximo año con 1.347 millones de euros de presupuesto, lo que supone un 10% menos con respecto al ejercicio actual y una reducción del 50% en los dos últimos años.

Mendívil ha reconocido que le gustaría contar con más medios, pero se ha mostrado "absolutamente convencido" de que los que hay permitirán a su departamento cumplir con las funciones encomendadas de una manera "más que digna y eficaz". El subsecretario ha agradecido, en este sentido, el esfuerzo del personal de los servicios de acción exterior para hacer frente a "estas exigencias de rigor, de austeridad y de buen aprovechamiento de los medios que tenemos".