La Biblioteca Pública de Nueva York exhibe sus joyas

Entre los tesoros figura un ejemplar de la carta en la que Colón anunciaba el Descubrimiento de América a los Reyes Católicos

MERCEDES HERVÁSNUEVA YORK
La Biblioteca Pública de Nueva York exhibe sus joyas

En febrero de 1493, mientras regresaba a España de su primer viaje, Cristóbal Colón anunció en una carta a los Reyes Católicos el Descubrimiento de América. Aunque ese crucial documento se perdió, queda un ejemplar de su primera edición impresa, realizada en Barcelona ese mismo año. Esta joya única se exhibe ahora en la ciudad de los rascacielos, como reina de la extraordinaria exposición que conmemora el centenario de la Biblioteca Pública de Nueva York.

"En todas estas islasLas mujeres me parece que trabajan más que los hombres" y "no he hallado hombres monstruosos, como muchos pensaban", narraba el Almirante al describir a sus Majestades lo que él creía que eran las Indias, en una larga misiva dirigida a Luis de Santángel, Canciller de Aragón y funcionario de la Corona. Apenas dos meses después, el editor catalán Pedro Posa produjo copias impresas que pronto se convirtieron en "uno de los primeros best-sellers", explica la biblioteca neoyorquina. Tanto que llegaron a realizarse doce ediciones en varias ciudades europeas, incluyendo a Roma, París Amberes y Basilea.

La carta de Colón encabeza los 250 libros, grabados, manuscritos y artículos de todo tipo que la Biblioteca ha elegido entre los 50 millones que alberga en sus fondos, para festejar los primeros cien años de la apertura de su sede. La muestra ocupa el majestuoso vestíbulo del palacio de mármol que la institución tiene en la céntrica Quinta Avenida de Manhattan. "Nuestras vastas colecciones representan la memoria de la Humanidad y estamos orgullosos de compartir una pequeña selección de ejemplares únicos", explica la directora en funciones de la institución, Ann Thornton.

Nutrida representación española

Entre la nutrida representación española sobresale 'Doctrina Breve', un compendio de las creencias católicas escrito por el obispo Juan de Zumárraga en Tenochtitlán, hoy Ciudad de México, entre 1543 y 1544. Se trata del libro más antiguo conocido de los impresos en el hemisferio occidental, pues se anticipó casi un siglo a 'Bay Psalm Book', el primero editado en las colonias británicas del Nuevo Mundo, en 1640.

Seis grabados de la primera edición de 'Los Desastres de la Guerra', realizada por Francisco de Goya en 1863 compiten en atención con una carta de Picasso y láminas de Joan Miró, entre las obras hispanas expuestas junto a emocionantes testimonios de la historia estadounidense. Entre ellos destacan dos borradores manuscritos: la Declaración de Independencia, firmada por Thomas Jefferson, y el discurso de despedida del primer presidente de EE UU, George Washington.

"Los fondos de la Biblioteca son una herramienta insustituible para comprender nuestro mundo", dice el comisario de la exposición, Thomas Mellins. Por ello ha incluido una variadísima selección, desde partituras de Beethoven a carteles de la desaparecida Unión Soviética, pasando por el escritorio de Charlotte Bronte, el diario de Virginia Wolf, la copia de 'David Copperfield' que usaba Charles Dickens, ilustraciones del 'Cuento de Genji' realizadas en Japón en el siglo XVI y tablillas cuneiformes.

La muestra, que estará abierta hasta final de año, se alza también como un grito de alarma ante los problemas económicos de la institución, cuyo presupuesto ha sufrido un recorte de 28 millones de euros. Si esta cifra no se compensa con donaciones privadas, la Biblioteca tendrá que limitar sus días de apertura a sólo cuatro semanales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos