Dos atentados matan al menos a 38 personas y dejan un centenar de heridos durante una peregrinación en Bagdad

Un terrorista suicida se ha inmolado junto a una multitud de chiíes durante la celebración de un festival religioso y ha acabado con la vida de 28 personas

EFEBAGDAD
Dos atentados matan al menos a 38 personas y dejan un centenar de heridos durante una peregrinación en Bagdad

La peregrinación anual al santuario chií del imán Musa al Kazem ha vuelto a ser escenario de ataques, en los que al menos 38 fieles han muerto y más de cien han resultado heridos cuando iban al mausoleo situado en Al Kazemiya, en el norte de Bagdad.

Fuentes policiales han comentado que el atentado más mortífero se cobró las vidas de 28 peregrinos y causó heridas a otros 100 en el llamado puente de los imanes, que lleva al distrito de Al Kazemiya, donde un terrorista ha detonado un cinturón de explosivos adosado a su cuerpo. El atentado se ha producido a pesar de las extremas medidas de seguridad desplegadas con motivo de la peregrinación anual al santuario Musa al Kazem, el séptimo de los doce imanes chiíes, que culminará mañana. Miles de personas marchan a pie en dirección a Al Kazemiya para conmemorar el fallecimiento del Musa al Kazem en el año 799 d. C.

Esta misma noche estalló otra bomba en el sur de Bagdad, dirigida también contra peregrinos chiíes, que causó 6 muertos y 38 heridos. Por otro lado, al menos dos personas murieron y 31 resultaron heridas por el estallido de un artefacto al paso de una caravana de peregrinos chiíes en la zona de Nuevo Bagdad, en el sureste de la capital, que también se dirigían al santuario.

En el centro de Bagdad, otra bomba mató a dos personas y causó heridas a otras treinta, entre ellas cuatro policías desplegados para proteger a los peregrinos. Además, otros cuatro fieles fueron heridos por la explosión de un artefacto en el área de Al Fadiliya, en el este de Bagdad, cuando iban a Al Kazemiya. Asimismo, anoche varias caravanas de peregrinos sufrieron ataques con proyectiles de mortero, que causaron la muerte de seis fieles y heridas a 37.

Objetivo de sangrientos atentados

En años anteriores, la peregrinación anual al santuario fue objetivo de sangrientos atentados, que dejaron decenas de víctimas. En el 2008, durante la misma peregrinación, 26 personas murieron y más de cien resultaron heridas por la explosión de los artefactos que escondían tres mujeres suicidas y que los hicieron estallar contra chiíes que se dirigían a Al Kazemiya.

En el 2005, más de un millar de personas murieron en una avalancha de peregrinos en el puente de los imanes, después de que corriera el rumor entre los fieles chiíes de que entre la multitud había alguien que portaba una bomba. El año pasado fue relativamente tranquilo, ya que la conmemoración religiosa se cerró sin apenas actos violentos. Según la tradición chií, Musa al Kazem falleció en el 799 d.C. recluido en una cárcel durante el reinado del califa Harun al Rachid (786-809 d.C.), tras ser envenenado por sus captores.

Los atentados contra los peregrinos coinciden hoy con una ola de ataques contra las fuerzas de seguridad en distintos puntos de Irak, que se han cobrado las vidas de nueve personas y causado heridas a diecisiete. Todos esos ataques suponen una afrenta a las fuerzas de seguridad iraquíes, si se tiene en cuenta que EEUU tiene previsto reducir el número de efectivos desplegados en Irak de 140.000 a 50.000 a partir del próximo mes de agosto.

El vicepresidente de EEUU, Joseph Biden, ya lo recordó el pasado día 4 en Bagdad, donde se reunió con el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, al que le reiteró el compromiso estadounidense de replegar sus efectivos del país árabe.

Esa retirada se produce en cumplimiento del pacto de seguridad firmado en diciembre de 2008 entre Washington y Bagdad, que estipula la retirada total de los soldados estadounidenses del país árabe para finales del 2011.

Fotos

Vídeos