El viento complica las labores de extinción de Garganta la Olla

Humo expandido por el viento./Pedro Díaz Samino
Humo expandido por el viento. / Pedro Díaz Samino

El denso humo que provoca la zona de pasto bajo en la que se produjeron las llamas hacen más difícil la labor de las 40 unidades que trabajan sobre el terreno

José M. Martín
JOSÉ M. MARTÍN

Condiciones muy adversas se encontraron durante todo el día de ayer los efectivos que trabajaron en las labores de extinción del incendio forestal declarado en Garganta la Olla. La niebla matinal y el fuerte viento del resto de la jornada complicaron la tarea a los medios aéreos y terrestres. A esto hubo que sumar el denso humo, ya que el pasto bajo es el material combustible predominante en la zona.

En el momento de cerrar esta edición, al retirarse los medios aéreos por la llegada del ocaso, el incendio «evolucionaba favorablemente», según la Consejería de Agricultura. Por su parte, los medios terrestres continuaron trabajando pese a la caída de la noche.

El fuego se declaró en la jornada del viernes en una zona muy próxima al pico de la montaña. «Hasta 40 unidades me confirmaron que estuvieron trabajando, entre ellos siete helicópteros y dos hidroaviones», informó Antonio Muñoz Sánchez, alcalde de Garganta la Olla, que a primera hora de la tarde ya preveía muchas dificultades para controlar las llamas a lo largo del día de ayer.

Por el momento, se desconoce el número de hectáreas afectadas por las llamas, aunque Muñoz advirtió que se trata «de un área bastante grande, porque ha pasado de un lado a otro de la garganta, pero hasta mañana (por hoy) no nos dirán el terreno exacto».

Tampoco han trascendido las causas del incendio, pero el alcalde de Garganta apuntó a que el motivo más probable es un rayo que cayó en la zona «durante las tormentas de hace unos días y que causó en pequeño incendio que se apagó; parece que quedaron rescoldos bajo el pasto y que ha ido cogiendo fuerza».

Collado de la Vera

El de Garganta la Olla no fue el único incendio forestal en el que tuvieron que trabajar los efectivos del Infoex durante la jornada de ayer en el norte de Cáceres. También el viernes se declaró un fuego en el paraje de la Vega de Mesilla, en el término municipal de Collado de la Vera. A última hora de la tarde de ayer, desde la Consejería de Agricultura se daba por controlado y se desactivó el nivel de máxima peligrosidad. Dos retenes continuaban sobre el terreno refrescando la zona y acompañados por un camión y un agente con la intención de proceder a la extinción de un fuego que ha afectado a más de 200 hectáreas, según la alcaldesa local, Montserrat Fernández.