Una vecina de Trujillo devuelve un sobre con 1.000 euros que encontró en la calle

La mujer protagonista junto a la Jefatura de Policía. :: JSP/
La mujer protagonista junto a la Jefatura de Policía. :: JSP

Lucía Sánchez lo llevó a la Policía Local y los agentes se lo entregaron a su dueño, Antonio Fernández

JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La buena voluntad ha estado muy presente este lunes en Trujillo después de que un vecino pudiera recuperar un sobre con 1.000 euros que había perdido horas antes gracias al gesto solidario de una mujer que se lo encontró en la calle y lo llevó a la Policía Local.

Los protagonistas de esta historia son Lucía Sánchez, nacida en Galicia pero afincada en la ciudad extremeña con su pareja desde hace unos meses, y Antonio Fernández, muy conocido en el municipio trujillano.

Lucía explica que estaba andando por la calle Encarnación, la vía donde están la mayoría de las entidades bancarias en la localidad, cuando vio un sobre del BBVA en el bordillo de la acera. Eran las 14 horas y su sorpresa aumentó cuando comprobó que en su interior había una gran cantidad de dinero, con numerosos billetes de 50 euros. «Lo recuerdo porque estaban cerrando una tienda al lado de donde estaba».

Su primera intención fue buscar al propietario, «pero con el calor que hacía, no había casi nadie». Por este motivo, tanto su pareja como ella decidieron llevarlo a la Policía Local por la tarde por si alguien preguntaba. Reconoce que se sentía mal teniendo ese dinero que no era suyo. Bajo el intenso calor del lunes, se acercaron en varias ocasiones a la Jefatura de Policía hasta que dieron con los agentes de servicio y entregaron el dinero. Estas dependencias no siempre están abiertas en horario de tarde. «Solo pensaba que podía ser de alguna persona que podía tener alguna necesidad». Matiza que cree que no ha hecho nada fuera de lo normal. «He hecho lo que debía y lo que me gustaría que hicieran si me pasara», añade.

El final feliz de la historia llegó cuando Antonio pudo recuperar el sobre. No obstante, el disgusto por esta pérdida duró unas horas. Relata que sacó el dinero de la entidad bancaria y se lo guardó en el bolsillo de los pantalones. Después, se dirigió a una zapatería que estaba al lado, un poco antes de las dos de la tarde. Ya en su hogar y justo antes de comer, se dio cuenta de que no tenía el dinero. Volvió a la zapatería e incluso al banco, para ver si podía aparecer. También preguntó a una persona que tiene un puesto de la ONCE por si había visto algo, pero no tuvo suerte. Ante esta situación, lo comunicó a la Policía Local. «Aunque tomaron nota, me dijeron que tenía que esperar 24 horas y denunciarlo en la Guardia Civil», explica.

Unas horas después, para su alegría, los agentes locales le avisaron de que había aparecido el posible sobre con el dinero. Identificó tanto ese sobre como su cuantía, incluso los billetes que había de cada tipo. Reconoce que quizá se le cayó de los pantalones. Antonio Fernández se muestra muy agradecido por el gesto. Apunta que le llamó para darle las gracias y su intención ayer era hacerlo en persona. «Hay gente buena», añade.