Concluye el arreglo de la piscina municipal de Valverde de la Vera, que fue arrasada por el lodo

Los niños del campamento fueron los primeros en bañarse./
Los niños del campamento fueron los primeros en bañarse.

E. G. R.

La Diputación de Cáceres ha finalizado la reparación de la piscina municipal de Valverde de la Vera, que el 5 de julio de 2017 fue arrasada por una riada de piedras y barro tras la rotura de la balsa que abastece de agua a la localidad. El municipio cacereño se vio sorprendido por un río de lodo y agua en algunas de sus calles, con especial incidencia en la carretera EX-203 a su paso por la localidad y en la zona de la piscina municipal, que quedó completamente sepultada por la riada. Tras el desastre, la Diputación de Cáceres se comprometió a hacerse cargo de las obras de adecuación y reparación de la instalación deportiva, un proyecto al que ha destinado 295.000 euros.

El presidente en funciones de la Diputación de Cáceres, Fernando Grande, acompañado del diputado de Infraestructuras, Fernando García, y de la alcaldesa de la localidad, Nathalie Victoria Deprez, inauguraron ayer las nuevas instalaciones de la piscina.

La alcaldesa agradeció al diputado de Infraestructuras, «que ha estado a pie de calle conmigo, ha sufrido para poder abrir lo antes posibles, y ahora podemos inaugurarla con los niños del campamento que son los primeritos, y que están deseando probar el agua». Ya en su momento, tras la rotura de la balsa, la Diputación colaboró en la limpieza del barro de las calles y reparó la sala velatorio, con un presupuesto de 25.000 euros, que también se vio anegada por el lodo y el barro.