Del rescate, a ver luz al final del túnel

Integrantes del equipo de gobierno popular de Madroñera./
Integrantes del equipo de gobierno popular de Madroñera.

Cuatro de los cinco municipios que ayudó la Diputación de Cáceres con un plan, esperanzados | Sus responsables se muestran contentos porque les ha permitido reducir la deuda y contar con liquidez

JAVIER SÁNCHEZ TRUJILLO.

Quizá, todavía no hayan salido de ese largo túnel, a veces lleno de curvas. Sin embargo, parece que comienzan a ver la luz. En algunos casos, todavía es tenue. En otros, irradia con más fuerza, lo que permite estar esperanzados. Así se encuentran en la actualidad cuatro de los cinco ayuntamientos a los que la Diputación de Cáceres les concedió a finales de año un plan extraordinario, por valor de 1.200.000 euros, para sanear sus maltrechas arcas municipales. Se encontraban en una situación de desequilibrio financiero y en riesgo de intervención, según fuentes de la propia institución provincial.

Esos municipios son: Madroñera, Salorino, Villamiel y Conquista de la Sierra, junto a Herguijuela, aunque su alcalde ha preferido no dar explicaciones de este tema. Entre todas localidades, que suman cerca de 4.500 habitantes, han llegado a contabilizar una deuda, en total, de varios millones de euros.

Primer edil de Conquista de la Sierra, Juan Manuel Cadenas.
Primer edil de Conquista de la Sierra, Juan Manuel Cadenas.

Ante esa situación, los responsables políticos consultados consideran que ese plan de Diputación, llamado por algunos 'plan rescate', supuso una importante inyección económica. Además, ahora les permite tener liquidez en los consistorios e, incluso, alguna alegría. Madroñera Salorino, Villamiel y Herguijuela recibieron 257.644 euros cada uno. La cuantía destinada a Conquista de la Sierra fue de 169.427 euros. Esas cantidades hay que devolverlas en un plazo de quince años.

De esas cinco localidades, Madroñera (PP) es la más grande, con unos 2.600 habitantes. Su concejala de Economía y Hacienda, Olivia Labrador, recuerda que, cuando entraron en el Gobierno, en 2015, se encontraron con una deuda de casi 7 millones de euros. Por ello, tiene claro que cualquier ayuda económica era necesaria. Agradece tanto ese apoyo del Gobierno de la Diputación, como el de sus compañeros diputados del PP.

Aunque se muestra contenta, considera que el reparto no ha sido proporcional, ya que su municipio cuenta con más habitantes. Ese préstamo se ha destinado, principalmente, a pagar parte de la deuda con Iberdrola, que ha pasado de 250.000 euros a 70.000. También ha servido para abonar el canon del agua de la Junta de Extremadura, así como intereses de sentencias judiciales. Labrador señala, asimismo, que también están acogidos al Fondo Estatal de Liquidez. Según la edil, se ha podido reducir en dos millones de euros esa deuda municipal. «Teniendo en cuenta lo que se ingresa es lo que se puede gastar, se han tenido fiestas y hemos podido arreglar algunas calles», añade.

Bombona de oxígeno

El alcalde de Salorino, Álvaro Sánchez Cotrina (PSOE) tiene claro que este 'plan rescate' ha sido una bombona de oxígeno para su Ayuntamiento, que se encontraba «asfixiado». Pone un ejemplo de ello. Su población, con 750 habitantes, tenía que abonar todos los meses 4.000 euros, por una deuda con la Seguridad Social generada de 2005 a 2011 y que ascendía a 300.000 euros. Reconoce que este hecho hacía que se viera resentido el día a día de la actividad municipal. Con el dinero de la Diputación cacereña, se ha podido abonar lo que quedaba pendiente de esa deuda. Por tanto, ahora cuenta con liquidez para llevar a cabo diferentes acciones.

El alcalde de Villamiel y la presidenta de la Diputación de Cáceres firman el convenio del plan extraordinario.
El alcalde de Villamiel y la presidenta de la Diputación de Cáceres firman el convenio del plan extraordinario.

Recuerda que cuando accedió la Alcaldía en 2011, se encontró con una deuda de cerca de 1,2 millones de euros. En la actualidad, está por debajo de los 500.000. «Por suerte, ahora la situación es distinta, porque podemos ver la luz al final del túnel». Este alcalde también destaca el apoyo de la Diputación con otros plantes destinados a todos los municipios para que los ayuntamientos puedan sanear sus arcas municipales y hagan una gestión sostenible de los recursos.

Otro de los pueblos que se ha beneficiado de este plan extraordinario ha sido Villamiel (PSOE). Su primera teniente alcalde y concejala de Cuentas, Alba Baile, reconoce que se solicitó esta ayuda porque no veían otra salida a su situación económica. Especifica que cuando llegaron al Gobierno municipal, en 2015, se encontraron una deuda de dos millones de euros, con una población de 517 habitantes. El dinero concedido se ha destinado a pagar deuda de diferentes administraciones, como la Hacienda estatal y autonómica, Seguridad Social y Mancomunidad, así como a Unión Fenosa. También se abonó la deuda de una sentencia judicial, ya que se debían tres años las vaquillas de las fiestas.

Baile se muestra contenta con la gestión realizada por la institución provincial. «Ahora, estamos al día con todo y quitándonos, poco a poco, lo que se adeuda», explica. Un ejemplo de esa mejoría es que, después de tres años, Villamiel volverá a tener vaquillas.

El alcalde de Salorino, Álvaro Sánchez Cotrina.
El alcalde de Salorino, Álvaro Sánchez Cotrina.

Otro de los mandatarios satisfechos es el socialista Juan Manuel Cadenas (PSOE), alcalde de Conquista de la Sierra (200 habitantes). Reconoce que se tenía una deuda solo de electricidad de 60.000 euros. También había pagos pendientes de juicios, así como de facturas de la empresa de eliminación de residuos urbanos, entre otros conceptos. Algunas de esas facturas eran de legislaturas anteriores. El dinero de Diputación ha solventado esos problemas. En la actualidad, a través también de la institución provincial, se está poniendo la contabilidad al día.

El alcalde señala que ahora se comienza a ver la luz. «Me encuentro optimista», señala. En esta segunda etapa como primer edil (ya estuvo de 2003 al 2007), considera que, poco a poco, se han ido haciendo cosas, además de sanear algo las arcas municipales. En estos tres años de legislaturas se han hecho obras importantes y se ha realizado una gran limpieza en el municipio, entre otros proyectos, destaca.

El alcalde de Herguijuela (350 habitantes), Lesmes Chamorro, del PSOE, ha preferido no hablar de este asunto. Este mandatario, que lleva al frente del Ayuntamiento desde 1983, considera que está suficientemente explicado. Tan solo ha matizado que este tipo de ayudas se debería dar más a menudo, puesto que los pueblos están necesitados.