Reclama 96.000 euros por la pérdida de su casa en el incendio de Gata de 2015

Imagen de la Sierra de Gata tras el incendio. /
Imagen de la Sierra de Gata tras el incendio.

El recurrente reclama por responsabilidad patrimonial al considerar que las administraciones «no cumplieron» con los planes preventivos de adecuación de los montes, ni actuaron a tiempo

EFE

El propietario de una vivienda en el municipio cacereño de Hoyos, destruida en el devastador incendio que sufrió la Sierra de Gata en el 2015, reclama a la Junta de Extremadura, la Diputación de Cáceres y al ayuntamiento de la localidad 96.000 euros por los daños.

El recurrente reclama por responsabilidad patrimonial al considerar que las tres administraciones «no cumplieron» con los planes preventivos de adecuación de los montes, ni actuaron a tiempo para apagar el fuego de su casa, según ha indicado el abogado Manuel Beato.

Beato ha indicado que su cliente interpuso el recurso ante las tres administraciones hace ya más de un año y que no han resuelto el expediente, por lo que debido al silencio administrativo han decidido acudir a la vía judicial ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx).

En el caso del Ayuntamiento de Hoyos, ha dicho, «ni si quiera abrió expediente», por lo que el caso fue llevado directamente al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Cáceres, competente en esta causa, y está a la espera de resolución o que el TSJEx aúne el proceso.

Para el recurrente, los responsables de la pérdida de su vivienda y los enseres que tenía en ella son las tres administraciones.

Así, apunta en el escrito de interposición que el Ayuntamiento de Hoyos «no había cumplido con el plan de prevención de incendios periurbanos», al igual que la Junta, como responsable de la limpieza de los montes, «no había realizado labores de mantenimiento».

Además, el letrado ha apuntado que debido a un problema de competencias, los efectivos que se encontraban en la zona no actuaron a tiempo para apagar las llamas de la casa.

En agosto de 2015, la Sierra de Gata vivió uno de los peores incendios que se recuerdan y que arrasó casi 8.000 hectáreas, en su mayoría pinar y monte bajo.

Los vecinos de Hoyos tuvieron que ser evacuados por la cercanía del fuego a sus viviendas, aunque la casa del recurrente fue la única que se quemó.

Los daños causados en la propiedad han sido valorados en 96.000 euros y es la cantidad por la que reclama.