Una rampa siembra la discordia en en Salvatierra de Santiago

La vecina, con su madre, ante los escalones. :: HOY/
La vecina, con su madre, ante los escalones. :: HOY

Polémica por la petición de una infraestructura en Salvatierra de Santiago | Una vecina quiere poner una pendiente para sacar a su madre, de 91 años y en silla de rueda, y la alcaldesa asegura que no se ha negado la solicitud

JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Una rampa. Esa es la causa de la polémica entre la familia de Juana, de 91 años y en silla de ruedas y el Ayuntamiento de su población, Salvatierra de Santiago (220 habitantes). Su hija, María del Carmen Moreno, con el apoyo de algunos vecinos, ha iniciado el proceso para intentar construir esa infraestructura, con el fin de salvar los dos escalones de acceso a su hogar. En frente, según ella, se ha encontrado con el Consistorio de esta localidad cacereña. Sin embargo, la alcaldesa, Inmaculada Delgado, asegura que se ha convertido en un tema político e insiste una y otra vez no se ha negado a esa construcción.

María del Carmen lleva unida a su madre 25 años, desde que le hicieron la primera operación de rodilla de un total de 12. Desde hace un tiempo, asegura que le es imposible subir o bajar los escalones que tiene de acceso a su hogar con su madre. Tras presentar todo tipo de documentos, no consigue los permisos necesarios. «No sé por qué, eso me gustaría saber», señala.

Este litigio comenzó en junio de este año, cuando se registró la solicitud. La idea es colocar una rampa metálica, que iría atornillada a la pared. Ocuparía una parte de la calle. En esa petición, se dan argumentos para lo que se considera la única solución para salvar esos escalones, ya que es la única entrada a la vivienda. Esta vecina matiza que dejaría el paso perfectamente a vehículos.

La afectada asegura que tras presentar todo tipo de documentos, no consigue los permisos necesarios

El documento recoge que la vía presenta un desnivel de 40 centímetros que se salva con esos escalones. Además, indica que Manuela sufre una serie de problemas médicos que le hacen que tengan una movilidad nula. Además, debido a sus diferentes patologías, son frecuentes las visitas a los centros y servicios sanitarios.

De hecho, el informe asegura que, cuando tiene que hacer esas salidas obligatorias, ha estado a punto de caerse alguna vez, a pesar de tener la ayuda de los responsables de la ambulancia. Por todo ello, considera que se trata de conjugar el derecho moral con el legal que asiste a su madre y, al mismo tiempo, se pretende causar el menor trastorno al resto de ciudadanos, se indica en este escrito.

Ante esta solicitud, el Consistorio respondió, con fecha 29 de agosto, con el requerimiento de diferentes documentos, que, según la vecina, han sido entregados, no sin la extrañeza de algunas peticiones. Uno de los documentos elaborados ha sido un informe de un arquitecto colegiado que ha supuesto un importe mayor al que puede costar la propia rampa. En él, se detalla que no existe posibilidad de realizar esa infraestructura en el interior. Si se hiciera, costaría más de 30.000 euros, mientras que en el exterior supondría un coste de algo más de 300 euros, que lo abonaría la propietaria. El arquitecto asegura, de igual forma, que se hará de 1,10 metros, más pequeña que lo que dice el Ayuntamiento. María del Carmen también ha aportado un certificado de empadronamiento. Ante la entrega de esos documentos, sigue sin tener los permisos. Por ello, ha decidido hacer público el problema. Insiste en que la demanda no es un capricho.

Colaboración

Inmaculada Delgado reitera se ha negado en ningún momento a la construcción de esta rampa. «Siempre estamos dispuestos a colaborar en todo lo posible», señala. Según la alcaldesa, el expediente sigue abierto, ya que se estaba a la espera de documentación. Antes, María del Carmen Moreno había entregado informes que no habían sido solicitados, apunta.

La primer edil matiza que cuando se estudien los datos, se tomará una decisión y confía en que llegue pronto. Apunta igualmente que se ha mostrado disponible en dialogar. De hecho, a través de una trabajadora le pidió que se acercase al Ayuntamiento para explicar la situación y no lo hizo. También ha ido personal municipal a ver el problema.

Por todo ello, considera que esta polémica ha sido generada por una cuestión política y señala a la oposición. Añade que el problema de movilidad de Juana data de hace cinco años y sin embargo, surge ahora esta disputa. Delgado apunta que tiene todo documentado. Por ello, no tiene nada que esconder, añade.

Más

 

Fotos

Vídeos