La plataforma No al muro insiste en soterrar el AVE a su paso por Navalmoral

Miembros de la plataforma con un 'muro' junto al ayuntamiento. /MA
Miembros de la plataforma con un 'muro' junto al ayuntamiento. / MA

Considera que el retraso en las obras no es una razón para descartar el túnel

MIGUEL ÁNGEL MARCOS

La plataforma No al muro, creada por un grupo de vecinos y colectivos de Navalmoral de la Mata para evitar que la línea del futuro tren de alta velocidad parta en dos el casco urbano, pide 'cordura' a Adif para «no dividir la convivencia y paralizar nuestro futuro».

En un escrito que han remitido al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias -en respuesta a la noticia adelantada el pasado sábado por este diario- la plataforma valora de forma positiva la llegada de un tren de altas prestaciones, «tan necesario no solo frente al cambio climático sino como medio para relacionarnos entre nosotros y con nuestros vecinos, congratulándonos de haber conseguido un tren de velocidad alta (200 Kilómetros/hora) y no un AVE para pocos viajeros y sin uso para las mercancías».

Asimismo aseguran que no buscan ningún enfrentamiento entre el proyecto actual en superficie -aún en redacción- y el que han elaborado técnicos de la asociación local que plantea que la línea se soterre un kilómetro y medio. «No es una ocurrencia tomada a la ligera. Proviene de un estudio riguroso de las posibilidades que tiene el tren como motor de desarrollo sostenible para la ciudad y comarcas vecinas», señalan desde la plataforma.

Han convocado una manifestación para el próximo jueves

En ese sentido añaden que tener la estación cerca del centro urbano hace ganar viajeros, «porque de eso se trata cuando defendemos un tren social, público y sostenible». Y también consideran una «gran noticia» el incremento de un 30 por ciento del presupuesto inicial para introducir mejoras.

Como se informó el pasado sábado, el presupuesto de Adif para estas actuaciones ha pasado de los 73 millones previstos en 2011 a los 94 que se contemplan en la actualidad. Para mejorar la permeabilidad en el casco urbano, Adif prevé ejecutar cuatro nuevos pasos superiores y remodelar los dos pasos superiores de la antigua N-V, entre otras actuaciones, pero descarta el soterramiento. El administrador ferroviario calcula que esa opción supondría un retraso de cinco años en la llegada de la alta velocidad a la región.

Sin embargo, la Plataforma No al muro insiste en considerar el soterramiento de la línea en Navalmoral como la mejor solución por «permeabilidad, seguridad y urbanismo, sirviendo de palanca al desarrollo sostenible de toda la parte norte de la ciudad, con más de 4.000 habitantes, 1.000 estudiantes y buena parte de los equipamientos culturales, deportivos y de ocio del municipio, como cines, un teatro, el campo de fútbol, las pistas de atletismo y tenis, las piscinas cubiertas y de verano, vías ciclistas peatonales y de trashumancia, las escuelas deportivas y por supuesto el polígono industrial y el cementerio».

También señala que la solución soterrada es técnica y económicamente posible, y no entiende que unos plazos «puedan impedir tomar a Adif la decisión más racional y ponderada. ¿Qué importancia tiene el retraso para el tramo de 6,7 kilómetros Arroyo de Santa María-Navalmoral, cuando la conexión a Madrid está por resolver y cuya construcción no tienen fechas concretas de terminación?», se preguntan.

No al muro celebrará el jueves una manifestación, con la colaboración del Ayuntamiento, para reivindicar «que el futuro de Navalmoral, pero también de las comarcas vecinas, no pasa por dividirnos».