Pasión en Coria en la fiesta de su reina

Momento en el que las fieles muestran su cariño a la Virgen de Argeme. :: karpint/
Momento en el que las fieles muestran su cariño a la Virgen de Argeme. :: karpint

Miles de corianos disfrutarán de la romería en la explanada del santuario y sus aledaños

ELADIO PANIAGUA SIMÓN

Un año más Coria ha celebrado con solemnidad las fiestas patronales en honor de la Virgen de Argeme, patrona de la ciudad y de la diócesis. En estos días en que la Virgen ha tenido como nueva morada la Seo Cauriense, los corianos se transforman y la ciudad vive en estos días por y para la Morenita, participando en todos los actos organizados por la actual junta directiva de la Cofradía.

Las fiestas dieron comienzo con el tradicional pregón, que en esta edición ha tenido como orador al que fuera obispo de la diócesis y hoy obispo emérito Ciriaco Benavente Mateos, quien ofreció un pregón teológico destacando cuatro cuadros de la vida de la Virgen: 'Como la hija de Sión', 'La llena de gracias', 'María prueba de calvarios' y 'María como estrella de la evangelización'.

El jueves, día 2 de mayo, la patrona de Coria dejó su santuario por unos días y, a hombros de sus devotos, escoltada por un buen número de caballistas y al son del tamboril y la gaita del artista cauriense Alejandro García. En esta ocasión la Virgen vestía sombrero de romera y manto de tapiz de seda blanco, con flores de plata y seda amarilla, donado en el año 1816 por el entonces Chantre de la Catedral Antonio Gómez Mendo.

Como de costumbre, al llegar al arroyo de Valderrey, la Virgen recibía el saludo de los hortelanos de la zona que otrora y cuando no existía el puente se encargaban de pasar a la Virgen a la otra orilla.

A las 20.00 horas la reina de Coria llegó a las puertas de la Ciudad en el llamado Camino de la Virgen, donde fue recibida por la Corporación municipal bajo mazas y el alcalde de la ciudad, José Manuel García Ballestero, le entregaba el bastón de mando. Entre vítores y aplausos, la Virgen hizo su entrada triunfal en la Catedral donde el presidente de la cofradía y el obsipo la dieron la bienvenida.

La Virgen ha permanecido en la Catedral hasta hoy, día 13 de mayo, en que de nuevo regresa a su santuario, habiendo sido honrada con un amplio abanico de actividades entre las que ha destacado el solemne novenario que ha tenido como orador sagrado al doctor en Teología espiritual Santiago Bohigues Fernández.

De la programación también han destacado el rosario y la misa del alba todos los días a las 7 de la mañana; la ofrenda floral a la Virgen de los centros educativos de la Ciudad; la celebración comunitaria de Unción de Enfermos; la novena de los niños a la Virgen; el ofrecimiento de las Argemes; la vigilia de la Adoración Nocturna; el ofrecimiento de la guardería Garabatos y Axpay; la presentación a la Virgen de los niños nacidos desde la última venida de la Morenita a la ciudad; el ofrecimiento de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Coria-Cáceres; la imposición de medallas a los nuevos cofrades; el besamanto domiciliario de enfermos y ancianos; los ofrecimientos de las Asociaciones de Mujeres de Coria; el encuentro de la oración con los jóvenes presidido por el obispo; las primeras comuniones; el ofrecimiento de la asociación ecuestre 'La Morenita'; el concierto de la coral y la 'Salve de las Luces' con fuegos artificiales en la noche del sábado, día 10 de mayo.

Y como no puede ser de otra manera, en este día de Las Cruces, los casareños acompañarán, una vez más a su patrona, la arroparán en su breve procesión, y le mostrarán su devoción en su día grande.

Programa de la romería

A las 12 del mediodía se celebrará una misa de campaña presidida por el obispo de la diócesis, Francisco Cerro Chaves, y concelebrada por el cabildo catedralicio y el clero, corriendo el canto por el Grupo de Renovación Carismática. Finalizada la eucaristía tendrá lugar la procesión por los aledaños de la ermita, finalizando con las pujas para la entrada de la Virgen en el santuario y la subida al camarín.

Durante toda la jornada, la gente se reunirá con familiares y amigos para, en plan familiar, pasar un día de romería degustando los caldos de la tierra y suculentas viandas. Los actos finalizarán el día 20 de mayo con la celebración del LXIII Aniversario de la Coronación Canónica de la Virgen de Argeme.