La parroquia de Santa María de Jaraíz recibe dos donativos y cancela el préstamo

Iglesia parroquial de Santa María. :: p. d. cruz/
Iglesia parroquial de Santa María. :: p. d. cruz

P. D. SAMINO

Las parroquias jaraiceñas hicieron pública a primeros de año su situación económica. «Es sin duda un buen medio para que todos veamos qué se hace con nuestro dinero y en qué se emplea», asegura el párroco, Juan Antonio Corrales.

Los ingresos en las dos parroquias han sido por los conceptos habituales: misas, funerales, bautizos, bodas, colectas, gratificaciones, lampadarios o el día de la parroquia. Sin embargo, la iglesia de Santa María ha recibido dos aportaciones especiales para amortizar el préstamo que tenía por el arreglo de la casa parroquial y la sacristía. «Gracias a lo ahorrado y a dos generosos donativos de unos feligreses hemos podido cancelar el préstamo».

El mayor gasto, sin embargo, lo ha tenido la iglesia de San Miguel por el suministro eléctrico, es decir, por la calefacción y el aire acondicionado. «De un año para otro no varía mucho. Casi siempre son los mismos gastos e ingresos. Es cierto que la economía no es lo más importante, pero, sin duda, es necesaria, ya que los edificios, no solamente los de las dos iglesias, sino también el colegio de San Miguel, donde se realizan la mayoría de las actividades, requieren un mantenimiento. Este no se podría llevar a cabo sin la colaboración de los feligreses», agradece.