Obras apuesta por mejorar la red de abastecimiento y saneamiento de Trujillo

La avenida de Miajadas es una de las prioridades. /JSP
La avenida de Miajadas es una de las prioridades. / JSP

El concejal Raúl Gómez matiza que otros proyectos deberán esperar, puesto que no son prioritarios

JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El nuevo concejal de Obras, Planes y Proyectos, así como portavoz del equipo de Gobierno, Raúl Gómez, tiene claro que la prioridad en su delegación va a ser la mejora de las «deficientes redes de abastecimiento y saneamientos de la ciudad». Por tanto, siempre que haya recursos económicos se destinarán a ese fin, puesto que considera que son servicios básicos. Cumplida esa prioridad, si queda dinero, se destinarán a otros proyectos, como pueden ser los de ocio.

Así lo ha avanzado el edil ante preguntas de este diario sobre la continuidad de algunos proyectos planteados por el anterior equipo de Gobierno a final de la legislatura, como pueden las pistas de pádel o las pistas de calistenia o de skate. El edil matiza que no quiere decir que no se vayan a realizar estas propuestas, ya que reconoce que puede haber demanda en la población. Sin embargo, insiste en que en la actualidad no están dentro de esas prioridades y necesidades básicas.

Gómez matiza que, antes que nada, hay que ejecutar el plan económico financiero necesario, puesto que reitera que la situación del Ayuntamiento «es muy mala». A partir de ahí, incide en que lo primero es pagar la nómina a los trabajadores municipales y salvar el año económico lo mejor posible. Para ello, remarca que habrá que hacer «malabares» para buscar el equilibrio, ya que el fin es no perpetuar la deuda municipal.

Con ese planteamiento, «no se pueden hacer obras sin tener dinero, porque nos jugamos las nóminas de los trabajadores», insiste. Teniendo en cuenta este principio, con los fondos que pudiera haber disponibles llegados de otras administraciones, se destinarían a esas redes deficientes. Entre otras calles ya marcadas en rojo por los mandatarios trujillanos están la calle Cruces y la avenida de Miajadas. Sobre esta última, se lleva hablando de una mejora integral hace ya unos años.

Hay que recordar que el anterior equipo de Gobierno había decidido invertir 180.000 euros, con una subvención del plan Activa II de la Diputación de Cáceres, entre otros proyectos, en el arreglo de la piscina municipal, en la compra de dos pistas de pádel, así como en la creación de una pista de calistenia y otra de skate en la carretera de Cáceres. Con esos fondos, además, estaba previsto la contratación de un ayudante de electricidad durante un año. De ese total, el Consistorio debía poner 18.000 euros. Algunas de estas propuestas ya se han ejecutado. Otras se tienen un plazo, en un principio, hasta el 31 de diciembre.

Aunque el edil prefiere ser cauto en sus declaraciones, lo cierto que el Consistorio va a realizar un cambio de planteamiento en este tipo de proyectos.

Más