El nuevo Gobierno debe tomar ya las primeras medidas

Los integrantes del nuevo equipo de Gobierno. :: JSP/
Los integrantes del nuevo equipo de Gobierno. :: JSP

Tendrá que decidir sobre un plan económico financiero, el FIM y las fiestas patronales

JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El nuevo equipo de Gobierno, encabezado por José Antonio Redondo, ya ha comenzado a ejercer en su nueva tarea. Ahora, necesitará una serie de días o semanas para ir poniéndose al día en los asuntos municipales. A algunos de sus concejales les será más fácil que a otros, puesto que conocen la 'casa' y a muchos de sus trabajadores, puesto que ya fueron ediles en anteriores legislaturas.

El nuevo regidor anunció en la misma noche electoral que una de sus primeras decisiones será poner en marcha un plan económico financiero, con la realización de una auditoría, así como la reorganización laboral del Consistorio. Teniendo en cuenta estas acciones, los nuevos inquilinos del Gobierno municipal deberán tomar algunas decisiones con cierta celeridad.

Una de ellas es la realización de un presupuesto que lleve las riendas de la política económica del Ayuntamiento. Estas cuentas facilitarán la ejecución de determinadas acciones. Los presupuestos actuales están prorrogados desde 2017. También deberán tomar la decisión de si continúan con el Festival Internacional de Música (FIM) que se lleva realizando desde 2011 en el mes de julio. En un primer momento estuvo gestionado con la Asociación Promúsica Ciudad de Trujillo, con el apoyo del Ayuntamiento y después, directamente pasó a llevarlo el Consistorio.

El nuevo equipo de Gobierno también deberá comenzará a preparar las fiestas patronales de Trujillo. Redondo, en la precampaña electoral, ya dijo que la intención es que la programación festiva se gestionase directamente desde el Ayuntamiento y no se externalizase. El caprichoso calendario además ha querido que la programación festiva sea más pronto que otros años. El primer domingo de septiembre, que es la fecha que marca estas fiestas, cae en 1. Por tanto, será una carrera a contrarreloj. Además de la inversión que se haga en estos actos, habrá que decidir en qué medida se mantienen las ayudas a las fiestas de las diferentes barriadas y núcleos de población de la ciudad.

Otro de los temas que también está encima de la mesa es la circulación y los estacionamientos, sobre todo, de la zona centro y de la parte antigua. Ya se han tomado algunas medidas que ahora deben ser o no refrendadas por el nuevo equipo de Gobierno. También está pendiente la aplicación de la Relación de Puestos de Trabajo de la plantilla municipal, que ya fue aprobada en su momento e, incluso, pactada su ejecución económica. Para ello se necesita la aprobación de un nuevo presupuesto, según fuentes municipales.

A lo largo de estos meses, el nuevo equipo de Gobierno igualmente deberá tomar otras decisiones como continuar o no en redes como 'los pueblos más bonitos de España' o Saborea España. La pertenencia a estas agrupaciones supone un gasto, para unos importante, para otros necesario, así como la realización de actividades.

Además, habrá que analizar proyectos como el iGastrolab, ideado como un centro de formación culinario. Para su financiación se llegó a un acuerdo con Liberbank en 2015. A partir de ahí, se han ido pidiendo prórrogas que han sido concedidas. Su construcción está planteado en el edificio que iba a ser destinado para mercado de abastos en anteriores legislaturas.

Otra de las cuestiones por confirmar es la aportación municipal a la Feria de la cerveza, llevada a cabo la última edición en noviembre de 2018 por un comité formado por empresarios de la ciudad.

Estas son algunas de las iniciativas pendientes que debe tratar el nuevo equipo de Gobierno en los próximos meses, además de la prometida piscina climatizada y la residencia de mayores en Huertas de Ánimas.