Un minuto al galope por La Corredera

Arroyo de la Luz disfrutó de sus tradicionales carreras de caballos sin incidentes

Lorenzo Cordero y Álvaro Quintanilla
Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

«Cuando vas corriendo con el caballo por La Corredera, lo que sientes es que liberas mucha adrenalina, te da mucha alegría», afirma Fernando Corbacho que tiene 21 años y desde los 11 participa en las carreras del Lunes de Pascua en Arroyo de la Luz. Él es de Madrid y tiene amigos en este pueblo, al que procura no faltar en su fiesta grande. Asegura que una clave para que no pase nada cuando corres es enfilar bien la salida, «hay que salir bien, agarrarte e ir tranquilo, viendo como la gente se aparta mientras tú pasas lo más rápido que puedes».

Él es uno de los cerca de 150 jinetes que ayer liberaron bastante adrenalina corriendo, a galope tendido, los 850 metros de La Corredera. Unos lo hicieron en solitario, otros en parejas o en grupos de tres. Los más aplaudidos eran los que al correr en paralelo lo hacían en collera, abrazándose por los hombros.

Más información

Los caballos que corrieron eran 120, y los jinetes aún más al montar varios un mismo caballo. Las carreras empezaron a las doce del mediodía y siguieron hasta cerca de las tres, con un descanso para el desfile de las carrozas. Fueron cinco las carrozas en las que participaron unas 200 personas.

«Antes se corría con los caballos con los que se trabajaba»

«Antes se corría con los caballos con los que se trabajaba» Antonio CRuz | Mayordomo

Las carreras duran un minuto, comenzando en la iglesia y terminando en la Plaza de la Constitución. 850 metros de una carrera recta, con el suelo cubierto de tierra para que los caballos corran mejor, aunque eso ocasiona que al pasar los animales los cascos levanten arena y piedras que algunas veces van a parar a la cabeza de los asistentes.

Unas 15.000 personas vivieron esta fiesta que, según la tradición, se remonta a hace casi ocho siglos

La calle estaba ayer llena de miles de personas (se calcula en unas 15.000 las que estuvieron en la fiesta), siendo los sitios más peligrosos, en el principio de la calle a la derecha, a donde puede ir algún caballo que no coja bien el inicio de la carrera, y a mitad de camino en el lugar llamado de las cuatro esquinas, ya que aquí se estrecha la calle bastante.

En todas las carreras está de fondo la voz del comentarista Daniel Parra, que no sabe cuántas veces pude decir ese día sus famosas frases: «¡Atención. Van dos jinetes en Collera!», «¡Van dos más por La Corredera!». Ya son ocho años los que lleva comentando las carreras este hombre que es vigilante de seguridad, y trabaja como ordenanza en la residencia de mayores de Arroyo de la Luz. Daniel Parra asegura que para que no ocurra desgracia alguna en esta fiesta, «lo importante es nunca dar la espalda a la carrera, estar pendientes de los pequeños, que a la hora de hacer fotos no se acerque mucho el jinete, además de no tirar objetos al centro de la calle».

«Por seguridad nunca hay que dar la espalda a la carrera»

«Por seguridad nunca hay que dar la espalda a la carrera» Daniel Parra | Comentarista

«La primera vez que participé tenía 11 años»

«La primera vez que participé tenía 11 años» Fernando Corbacho | Jinete

La seguridad se redobló en esta fiesta a partir del año 2009, cuando un caballo arrolló mortalmente al policía local de 45 años Candi Carrero Collado. Ayer había 200 personas cuidando de la seguridad. Entre ellos 44 miembros de la asociación DYA, que sólo tuvieron que atender cuatro casos leves, uno de ellos por una caída de un caballo en la procesión antes de las carreras.

La Fiesta de Arroyo, declarada de interés turístico regional desde 1997, empezó ayer a las ocho de la mañana, cuando algunos jinetes aprovecharon para correr sin tanto público por La Corredera, acudiendo después a la ermita de la Virgen de la Luz que está a tres kilómetros, en donde hubo misa y luego una procesión de la Virgen. En los actos religiosos estuvo el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, acompañándole la consejera Begoña García. También asistieron a la fiesta autoridades como José Mendo, vicepresidente de la Asamblea; el diputado del PP Fernando Manzano y Cayetano Polo, portavoz de Ciudadanos en Extremadura.