Medina y Vara hablan del tren, del macropolígono industrial y del comedor del colegio El Pozón

Medina y Vara hablan del tren, del macropolígono industrial y del comedor del colegio El Pozón

MIGUEL ÁNGEL MARCOS

El tren, el macropolígono industrial o el estado del comedor del colegio El Pozón fueron algunos de los asuntos que la alcaldesa, Raquel Medina, planteó el lunes al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en su primera reunión de la legislatura. El principal asunto tratado fue la pretensión municipal de soterrar el tren de alta velocidad a su paso por el casco urbano, en lugar de hacerse en superficie como está previsto. Según ha informado el Ayuntamiento, Medina pidió al presidente su «colaboración como intermediario» entre el gobierno local, ADIF y el Ministerio de Fomento para conseguir que sea subterráneo. «Esta cuestión fue asumida por Fernández Vara, quien era conocedor del asunto, pero ha querido adoptar un mayor compromiso respecto a esta trascendente cuestión para el municipio», se dice. También se abordó la situación de Expacio Navalmoral, «fundamental para la creación de empleo y el futuro del Campo Arañuelo y Extremadura». Aquí se habló de la «celeridad necesaria en la instalación de la plataforma logística y el trabajo conjunto para lograr una mayor atracción empresarial, que será facilitada con la llegada de las dos empresas que ya se están instalando».

Otra de las cuestiones sobre la mesa fue la esperada reparación del comedor del colegio El Pozón, recordando ahí la alcaldesa el compromiso adquirido por la consejería de Educación, la existencia de la licencia de obra y la cercana temporada de lluvias «que debería ser afrontada con el comedor ya renovado». Igualmente se trató la construcción del nuevo edificio de la Escuela Oficial de Idiomas. La obra, prevista en las proximidades del Vivero de Empresas, se encuentra en fase de redacción de proyecto.

Para terminar, la alcaldesa pidió que los próximos presupuestos regionales recojan una mayor inversión para Navalmoral e incluyan partidas para mejorar infraestructuras deportivas, como los pabellones Antonio Jara y el Molinillo o las pistas del instituto Albalat.