La Mancomunidad Campo Arañuelo cree en las posibilidades de la bellota como alternativa

David González abrió y cerró las jornadas sobre la bellota. :: MAM/
David González abrió y cerró las jornadas sobre la bellota. :: MAM

«Tenemos plantas, terreno adecuado, gente trabajadora y ganas de hacer de cosas», afirma su presidente, David González

MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Crackers y paté probióticos de bellotas y semillas y bola de bellota con chorizo de cerdo ibérico. Esas fueron las tapas que degustaron los asistentes a la jornada técnico/científica que celebró ayer la Mancomunidad Integral Campo Arañuelo en el hotel Los Granados, con asistencia de unas 150 personas, un número que sorprendió a los organizadores. Con esas tapas se pretendía visibilizar las posibilidades de la bellota en el apartado gastronómico, aunque son muchos los sectores en los que puede tener salida.

La jornada se inició con una proyección audiovisual sobre la actividad de la mancomunidad y terminó con otra sobre la dehesa. En medio se sucedieron ponencias de expertos, preguntas de los participantes y hasta debate en ocasiones. Todo ello dentro de 'Electus', un proyecto que 'Busca oportunidades allá donde otros solo ven problemas'.

Antes de los ponentes intervino el presidente del colectivo intermunicipal, David González, para mostrar su satisfacción por la asistencia, formada por empresarios, autónomos, técnicos o asociaciones, pero, sobre todo, para detallar cómo se había gestado la jornada y el proyecto que van a poner en marcha en Saucedilla el Ministerio de Agricultura, el Ayuntamiento y la mancomunidad para crear un cultivo súper intensivo de modo experimental.

«Esto lo empezamos siete u ocho locos por este tema que queremos transmitir nuestro entusiasmo para que de aquí salgamos 150», dijo, además de avanzar su intención de organizar la Feria Ibérica de la Bellota cuando encuentren ayuda económica para ello y de destacar la aportación al proyecto del primer ponente, Juan Luis Peñuelas, director del Centro Nacional de Recursos Genéticos Forestales, que defendió ese cultivo súper intensivo. Después Félix Mora y Alicia Guerra, de la Asociación del Común, se centraron en la 'Recolección, conservación y transformación actual para consumo humano', mientras que Fernando Pulido, director de Indehesa, se ocupó del valor de la bellota para ese consumo humano.

Degustación de tapas

En ese tema incidieron, desde una parte más práctica, Miguel Ángel Llorente y Pedro Mendes. El primero, especialista en agricultura biológica y permacultura, repasó alimentos sabrosos a partir de bellotas amargas fermentadas. Suyos son el paté y los crackers de la degustación. El segundo es un conocido chef portugués que aportó a la jornada sus conocimientos, su experiencia y la bola de bellota. También una ginebra de bellota.

Como conclusión del encuentro, David González señaló que en la zona hay bellotas, plantas, terreno adecuado, gente trabajadora y ganas de hacer de cosas, por lo que espera que esto solo sea el principio.

 

Fotos

Vídeos